Día: 14 agosto, 2008

VIH/SIDA: El Juego de la Silla

Compartir en redes sociales

Leer más

Frases Célebres: Schopenhauer

“La envidia en los hombres muestra cuán desdichados se sienten, y su constante atención a lo que hacen o dejan de hacer los demás, muestra cuánto se aburren”   Arthur Schopenhauer (1788-1860) Filósofo alemán Entrada patrocinada por: Tienda de Psicología    Recibe la Revista de Psicología, Consulta y Ayuda On-Line cada día en tu e-mail […]

Leer más

Zooterapia: equinoterapia y delfinoterapia

La zooterapia es una metodología que involucra a los animales en la prevención y tratamiento de patologías humanas, tanto físicas como psíquicas.

La aplicación de esta técnica se ha ido generalizando paulatinamente en el mundo como consecuencia de la inmensa utilidad médica que significa para las instituciones de rehabilitación que la han implementado. Existen actualmente un gran número de agrupaciones con y sin fines de lucro que se dedican profesionalmente a esta actividad. 

Se describen tres modalidades de importancia en el área: hippoterapia o equinoterapia, delfinoterapia y visitas programadas con animales de compañía.  Todas ellas trabajan normalmente con personas enfermas o discapacitadas.  Sin embargo, también existen aplicaciones de carácter preventivo dirigidas a individuos sanos, con estrés o sometidos a labores rutinarias.  Es así como en Japón hay empresas con perros y gatos dentro de las oficinas, con el fin de entregar tranquilidad, relajación y gratificación a todos quienes se desempeñan en estos lugares.  El resultado es un menor nivel de estrés, con personas trabajando más y mejor.

Aspectos científicos

La explicación al fenómeno de la zooterapia pasa por el sistema nervioso central (SNC), y específicamente por el sistema límbico del cerebro, encargado de regular el componente emocional de nuestra conducta.  Al respecto, la visualización y el contacto con la naturaleza induce la liberación de endorfinas a este nivel del SNC, generando sensaciones de tranquilidad que distensionan y gratifican nuestros procesos mentales. En general, cualquier constituyente de la naturaleza es capaz de inducir este efecto, pero son aquellos elementos que interaccionan directamente con el hombre los que entregan mejores resultados. Es el caso de los animales. Leer más

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies