Día: 31 octubre, 2008

Culpable hasta que se demuestre lo contrario

Con mucha frecuencia, hacemos y decimos cosas de las cuales, más tarde nos arrepentimos o nos sentimos culpables, pero alguna vez nos hemos parado a pensar si ¿debemos tener ese sentimiento o dejarnos llevar por él? ¿Sabemos cómo afrontarlo y como reaccionar ante él?

 

Normalmente nos sentimos culpables cuando rompemos las “reglas”, cuando hacemos algo que va en contra de nuestros principios, normas, ideas o cuando actuamos de tal manera que después nos damos cuenta de las consecuencias que esto conlleva. De ahí la definición de culpa “voluntaria omisión de diligencia en calcular las consecuencias posibles y previsibles del propio acto. Puede ser por negligencia, imprudencia o impericia”. 

 

La culpa es un sentimiento o estado emocional que aparece cuando pensamos que hemos actuado de manera inadecuada en esas circunstancias y que podríamos haber actuado de otra manera. Además empezamos a sentir emociones tales como: tristeza, menos precio por uno mismo por la manera en que hemos actuado, nuestra autoestima disminuye, sentimos miedo ante la reacción de la otra persona…

 

Culpa es sinónimo de responsabilidad, aunque tienen matices diferentes, culpa nos hace sentirnos mal con nosotros mismos, como personas, y responsable/responsabilidad, nos dice, de alguna manera que nuestra conducta no ha sido la más apropiada. Leer más

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies