Día: 4 noviembre, 2008

Sandra Cerro analiza en Telemadrid la firma del nuevo presidente de USA

Mañana día 5 de noviembre en el programa Buenos Días Madrid, Sandra Cerro será la primera profesional de la grafología española que analice la firma del próximo presidente de los Estados Unidos de América. Felicitaciones a Sandra por este importante logro en su carrera y gracias por habernos brindado esta misma información que mañana ofrecerá […]

Leer más

Corazón y mente

Fuster y Rojas Marcos exponen en un libro como tratar “a nivel mental y físico” las enfermedades más frecuentes en cada etapa de la vida.

La mitad de los pacientes que acuden al médico quejándose de un problema cardíaco “no tienen en realidad un problema en el corazón, sino un problema en la mente, relacionado con la emoción”, según el cardiólogo Valentín Fuster, director del Instituto Cardiovascular del Hospital Monte Sinai de Nueva York (Estados Unidos), coautor junto al psiquiatra Luis Rojas Marcos del libro ‘Corazón y Mente’ (Planeta), que fue presentado hoy por ambos en el Colegio de Médicos de Madrid.

“Entre un 25 y un 50 por ciento de los pacientes que van a una consulta por un problema cardíaco en realidad no tienen un problema relacionado con el corazón, sino que tiene que ver con la emoción, con la mente”, señaló Fuster, quien asegura que muchos de los casos que ve cada día en su hospital “se resuelven hablando al paciente”.

Constatar esta realidad en su consulta fue uno de los motivos que, según Fuster, les llevó a él y al profesor Rojas Marcos a escribir el libro ‘Corazón y Mente’, un proyecto del que “llevaban años hablando” y que finalmente vio la luz gracias al trabajo realizado durante diversos fines de semana en el despacho de Fuster por ambos, respaldados en la redacción por la periodista Emma Reverter.

El método de trabajo fue sencillo. Consistió en la exposición de 20 casos de pacientes reconocidos por Fuster que posteriormente Rojas Marcos analizó desde el punto de vista psicológico y que sirvieron para hacer un retrato de los que, a su juicio, son los problemas físicos y mentales que aquejan a los pacientes en cada etapa vital. Leer más

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Demasiada fructosa puede incrementar el riesgo de obesidad

Consumir demasiada fructosa, un azúcar que se encuentra en los alimentos desde galletas hasta dulces y sodas, puede evitar que la leptina, la hormona que controla el apetito, haga su trabajo, e incrementa el riesgo de obesidad, según sugiere un estudio en ratas de la Universidad de Florida.

La resistencia a la leptina ha sido asociada desde hace tiempo a la obesidad, y varios estudios han demostrado que consumir demasiada fructosa podría ser un factor importante en la epidemia de la obesidad en los Estados Unidos. Este nuevo estudio es el primero en asociar la fructosa a la resistencia a la leptina.

Los investigadores encontraron que las ratas se volvieron resistentes a la leptina después de ser alimentadas con una dieta rica en fructosa durante seis meses. No hubo signos visibles de resistencia a la leptina, pero las ratas alimentadas con fructosa aumentaron considerablemente más peso que las ratas que nunca recibieron fructosa cuando ambos grupos fueron cambiados a una dieta rica en grasa.

El estudio fue publicado en la revista American Journal of Physiology — Regulatory, Integrative and Comparative Physiology.

“La resistencia a la leptina es una afección que conduce a la obesidad en ratas cuando se asocia a una dieta rica en grasa. El hallazgo sorprendente aquí fue que aumentar la cantidad de fructosa en la dieta sin aumentar la cantidad de calorías condujo a la resistencia a la leptina y posteriormente a la exacerbación de Leer más

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Los médicos utilizan muy a menudo el efecto placebo

Los médicos estadounidenses recetan regularmente pastillas de placebo cuya intención es tener un efecto psicológico, según plantea una encuesta reciente.

Sin embargo, los placebos sobre los que informaron los 679 médicos del estudio con frecuencia no son las mismas sustancias inactivas que se usan en ensayos clínicos controlados, según el Dr. Farr A. Curlin, profesor asistente de medicina de la Universidad de Chicago y miembro del equipo que informa sobre el hallazgo en la edición del 24 de octubre de la revista BMJ.

“La mayoría de la gente piensa en pastillas inocuas cuando piensa en ‘placebo'”, aseguró Curlin. “Sin embargo, los médicos pueden usar un tratamiento que podría tener algunos efectos pero que consideran que no afectará directamente al paciente, excepto por el efecto placebo”.

El efecto placebo, bien establecido en innumerables estudios, es un beneficio producido asegurándole a alguien que lo que sea que se le esté administrando tendrá beneficios sobre cualquiera que sea el problema, “la confianza o el optimismo de que se está haciendo algo”, en palabras de Curlin.

Apenas el tres por ciento de los médicos que respondieron a la encuesta informaron haber recetado placebos. Pero el 41 por ciento aseguró haber usado analgésicos de venta sin receta como placebos, el 38 por ciento usó vitaminas, el trece por ciento antibióticos y el trece por ciento sedantes. Leer más

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies