Categoría: Especial San Valentín

3 factores que influyen en la búsqueda de pareja a partir de los 30 años

Si miras a tu alrededor verás que gran parte de las personas que están emparejadas lo han estado siempre o muy frecuentemente durante toda su vida. Esta afirmación no excluye a aquellas felices parejas que tras mucho tiempo a solas se conocieron y decidieron unir sus caminos. Sin embargo, la tendencia es a continuar por […]

Leer más

El injusto error de parecer bueno por no ser malo conocido

Todas nuestras experiencias nos marcan. Una experiencia agradable convertirá por asociación al contexto donde se desarrolló en agradable. Pasar por esa cafetería donde te reiste tanto en tu última visita con tu amiga y experimentar una breve alegría recordando es un buen ejemplo de ello. Continuando con esta lógica pero en sentido contrario, es lógico […]

Leer más

El Día de San Valentín es importante porque… ¡es un día!

La canción dice “Hoy es el día de los enamorados,con ansias y esperanzas de un querer…”. No anda muy alejada de la realidad, ya que hoy suelen darse muchas “ansias” y “esperanzas”.

El Día de San Valentín me recuerda a la Navidad en cuanto se refiere a expectativas, presuposición de armonía, día de balance (¿He encontrado al amor de mi vida? ¿Soy feliz? ¿Por qué estoy solo/a? ¿Me merezco al mejor?). Por eso, no está de más leer el artículo que ya publiqué en Diciembre 2010 sobre la Navidad.

¿Qué sucede en un día como hoy?

Caso 1: tienes pareja

En este caso haces balance de tu relación. Te cuestionas si es la relación que quieres y si te hace feliz.

¿Te hace feliz?

Respuesta positiva: disfrutas de este día, ya que está dedicado para ti, para la gente que vive tu situación. Pasea, sal a cenar, haz un regalo y sé feliz porque este día es para ti y nadie más que tú.

Respuesta negativa: adoptas conductas compensatorias que provocan desde vivir el día de San Valentín desde la barrera, como una fachada (haces lo que se supone que debes de hacer hoy por tener pareja) hasta, en el caso más extremo fruto del desgaste de la relación, plantearte terminar una relación que no te llena, que no te satisface.

Es en fechas como ésta en las que tenemos la oportunidad de ponernos frente a nuestra realidad y valorar si es la que nos llena o, por contro, nos deja un vacío que necesitamos llenar y en nuestro día a día no queremos afrontar.

Caso 2: no tienes pareja

¿Eres feliz?

Respuesta afirmativa: vives este día Leer más

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Poliamor: cuando el amor no es cosa de dos

El psicólogo y consultor Yves-Alexandre Thalmann describe en su nuevo libro las virtudes de relacionarse con varias personas a la vez, algo “natural” en el ser humano. Para el especialista, la monogamia está en decadencia y ha llegado el momento del poliamor, conducta basada en el respeto mutuo, en la libertad de sus miembros y en […]

Leer más

Los hombres, ¿las prefieren triunfadoras?

Para los hombres, balancear su trabajo y su vida personal nunca ha representado una gran encrucijada. Es natural para ellos tener una carrera absorbente y una familia que atender. No tienen que escoger entre una cosa u otra.
Sin embargo, para las mujeres la historia puede ser diferente. Y es que difícilmente ellas pueden acceder al triunfo profesional, que demanda horas, esfuerzo y talento, y a la vez, tener el tiempo suficiente para formar una familia.
Las altas expectativas que estas mujeres tienen para ellas mismas, el enfrentar posturas machistas y, sobre todo, su largo horario de trabajo, representan sus mayores obstáculos para sobresalir en el campo personal, como de hecho lo hacen, día a día, en el laboral.
No es extraño, incluso, encontrarse con mujeres ampliamente exitosas, inteligentes y con puestos de toma de decisión en grandes empresas, o en el ámbito de la política, que tienen problemas para encontrar pareja.
El sociólogo Salvador Hernández atribuye este fenómeno a las altas aspiraciones que una mujer con este perfil tiene para su proyecto de vida, y a que los hombres se intimidan con el éxito femenino.
“La mujer profesional tiene expectativas de acuerdo con su formación, por lo tanto no son bajas, son propias de la exigencia profesional que viva.
“Generalmente si una mujer tiene una pareja que no tiene el ritmo, la formación o su nivel, es común que tengan serios problemas de convivencia y comunicación”, asegura el experto.
Adriana González Padilla, psicoanalista del Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social, afirma que muchos hombres prefieren salir con mujeres con carreras menos avasallantes.
“Las mujeres exitosas se sienten incomprendidas y solas. Es como si sus triunfos laborales las alejaran de los varones”, menciona. Leer más

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Siento, luego existo

En realidad el título de este artículo, es más conocido como “Pienso, luego existe” de Descartes y no “Siento, luego existo” pero estas líneas tratan sobre el enamoramiento, el amor, y parecía más adecuado, este cambio. Supongo que todos los que leamos este artículo sabemos lo que es el amor, enamorarnos, tener pareja… pero nunca […]

Leer más

Cómo evitar cobrarle una factura a tu pareja

PAREJA

Te ayudamos a identificar el camino que te lleve al éxito en el reto de la vida en pareja, superar todos los obstáculos que se presenten en el camino hacia vuestra felicidad, aprender a interactuar con tu familia política y, en definitiva, lograr una integración correcta y natural de vuestra vida social, laboral, familiar y de pareja.

Para que se produzca una ruptura sentimental lo primero y necesario es que exista una relación. Por norma, las relaciones que más nos marcan (y con esto quiero decir, las relaciones que más nos hieren) son las sentimentales, las de pareja mayoritariamente.

¿Por qué sucede esto?

En una relación de pareja, nos abrimos. Nos deshacemos de la armadura que nos protege en el día a día y que hace que las críticas, malas contestaciones, reproches y problemas del día a día nos reboten y no consigan tocarnos y herirnos. Pero en una relación de pareja esta armadura deseamos quitárnosla. ¿Acaso no queremos todos/as estar con alguien con quien no necesitemos estar a la defensiva? ¿Compartir todo lo que queremos compartir? ¿Sentirnos cómodos? Quien diga que no miente.

El contrato de la relación de pareja

Cada pareja tiene un contrato no escrito, unos límites en la relación de los que se habla en contadas ocasiones pero sustentan la base de estas personas cuando interactuan. Este contrato te garantiza, de comprometerse ambas partes, a que cada uno respetará unos límites que son diferentes en cada dupla. Hay parejas que permiten y desean que su pareja salga con sus amistades por separado, que tenga relaciones con otras personas, que no necesitan el contacto diario y viceversa.

El problema surge cuando cobramos una factura a nuestra pareja

Tú haces algo por tu pareja sin que ella sea consciente de ello. Por ejemplo, preparas un fin de semana sorpresa que se viene abajo porque ella te dice que ese preciso día va a acudir a una fiesta de compañeros de trabajo a la que no te invita. En ese momento tienes varias opciones:

  • Decirle la sorpresa que le has preparado, con lo que la pones en el compromiso de elegir entre amigos y tú.
  • Callarte y tragarte toda la frustración que supone sentirte apartado y no pintar nada para esa persona.
  • Callarte en el momento y más adelante decirlo, pasados unos cuantos días.

Es frecuente que elijamos la opción que sea, acabemos cobrando una factura a nuestra pareja. Esto lo hacemos muy a menudo. Sucede cuando realizamos un Leer más

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Excusa perfecta masculina: “Soy infiel por culpa de mis genes”

          Serie de TV Lost  

 

Culpa de la genética, según el estudio
Culpa de la genética, según el estudio

Ahora parece ser que la culpa de la infidelidad de los hombres la va a tener un gen, el alelo 334, que gestiona la vasopresina, una hormona que se reproduce naturalmente, por ejemplo, con los orgasmos, según un estudio del Instituto Karolinska de Estocolmo. De ahí que los hombres dotados de esta variante del gen sean peligrosos para una relación estable -algunos y algunas ya lo sabían por experiencia-, pero ahora lo ha constatado el estudio de los científicos suecos, difundido hoy.

 

Si los cuernos siempre han tenido excusas, a partir de ahora hay una que cuela: “Cariño, la culpa la tiene el alelo”. Y es que el alelo 334 se encarga del receptor de la arginina vasopresina, que es una hormona básica y que está presente en el cerebro de la mayoría de los mamíferos, según esta investigación.

El descubrimiento radica en que “es la primera vez que se asocia la variante de un gen específico con la manera en que los hombres se comprometen con sus parejas”, explicó Hasse Walum, del Departamento de Epidemiología Médica y Bioestadística del Karolinska y uno de los responsables de la investigación. El análisis se llevó a cabo durante al menos cinco años con parejas heterosexuales -más de 1.000, de las cuales 550 eran gemelos- que confesaron en test psicológicos si se sentían felices, cómo era su convivencia, si reían o besaban a menudo y sobre el futuro de su relación.

Y el resultado fue que los hombres con el alelo 334 -dos de cada cinco en este estudio- Leer más

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

La agresión insospechada a través del amor

     Biografias       Grafologia

El amor desmedido puede eliminar tu espacio vital
El amor desmedido puede eliminar tu espacio vital

Sobreprotección y el excesivo paternalismo, dos conductas bastante frecuentes al interior de las familias cubanas, pueden llegar a ser una forma de violencia.

Ofelia Villanueva, una jubilada de 78 años, decidió, hace un año, irse a vivir con su hija para no estar sola. “No aguanté ni dos meses”, aseguró a SEMLac la anciana, quien actualmente vive de nuevo en su casa, en el municipio de Plaza de la Revolución, en Ciudad de La Habana.

Obrera textil durante su vida laboral activa y jefa de su hogar durante más de treinta años, pues quedó viuda a los 47 años y nunca volvió a tener pareja, Villanueva sintió reducidas, de golpe, su independencia y su capacidad para tomar decisiones.

“Mi hija y mi nieta me quieren tanto que no me dejaban mover. No podía bajar las escaleras porque decían que me podía fracturar la cadera; no iba al mercado, y como las dos trabajan, resulta que estaba más sola que en mi casa, que siempre está llena de vecinos”, contó Villanueva.

La experiencia de esta mujer puede inscribirse en lo que la psicóloga española Ana Martos, describe como agresión insospechada.

Es “una forma de violencia psicológica tan sutil y elaborada que se disimula y oculta entre las fibras del tejido social (…) Es la que muchos agresores ejercen disfrazándola de protección, de atención, de buenas intenciones y de buenos deseos”, asevera Martos, quien es autora del libro ¡No puedo más! Las mil caras del maltrato psicológico.

Según la definición de esta experta, las personas sobreprotectoras rodean de atenciones, mimos y cuidados a sus protegidos “pero no les permiten desarrollarse como personas autónomas, no les permiten ejercer su derecho a la libertad, no les permiten escapar del entorno artificial que han fabricado para ellas”. Leer más

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies