Cuidado con el cuento que lees a tus hijos

Hay muchos síndromes psicopatológicos que se llaman igual que un cuento infantil. Siempre me ha llamado la atención esta coincidencia. Lejos de ser algo azaroso refleja cómo en la cultura popular se han proyectado sobre historias ficticias comportamientos frecuentes que no por ello han de ser considerados saludables.

Estate tranquilo/a. No vas a causar un daño irreparable en tu hijo por leerle la el cuento de Caperucita pero sí espero que después de escuchar este podcast no compares a tu hija con Caperucita, no digas a tu hijo que ha de ser bueno porque sino vendrá el capitán Garfio o que no menciones a tu hija lo bonito que sería para ella conocer a su príncipe azul.

Los cuentos son historias que tratan de lanzar un mensaje. Se les cuenta a los niños para dormirles por la noche o para entretenerles pero en cualquiera de los casos esos niños que son como esponjas se adhieren al mensaje que se les envía y toman nota. Entienden esta información como una pauta de comportamiento.

Un cuento puede ser una guía de las expectativas que tienen depositadas sobre ellos y, por tanto, un manual de instrucciones para saber cómo conseguir un refuerzo al igual que consiguen cosas buenas los protagonistas de la historia.

No necesitas a una hija Caperucita que base su vida en atender a los demás exclusivamente. No necesitas conocer a una Bestia que te plantee el reto de ordenarle su vida según tu criterio. No necesitas una Wendy que te haga dependiente de ella. No necesitas un Peter Pan que se asuste ante lo aterrador que a veces puede ser el mundo.

Cuentos

Como padre no necesitas ninguno de estos patrones en tus hijos. Como hijo no obtienes ninguna ventaja más que el propio autoconocimiento por verte sometido a un patrón psicopatológico que te va a generar frustración, dependencia y miedo a desarrollarte.

En definitiva, un ser feliz es un ser libre. Un hijo o hija feliz es aquel que puede estar tranquilo siendo sin necesidad de tener que demotrar a través de logros que es válido/a.

No es mejor padre/madre aquel que más disciplina impone a sus hijos ni peor aquel que menos.

Por mi experiencia profesional y personal, considero que es mejor padre, madre, hijo, hermano, amigo, vecino, familiar, conocido… aquel que antes de proyectar culpas sobre el otro se mira a sí mismo.

proyección 2-picsay

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies