Decisión vital: Elegir a tu guía

Un guía es una persona que te acompaña en tu camino personal de autodescubrimiento, quien te anima a recorrer el sendero en el cual te descubres a ti mismo/a. Los guías, en ocasiones, aparecen sin más. Basta tener los ojos lo suficientemente abiertos y ser derpiertos de mente para detectar su presencia y seguirles. Esta decisión es vital y todos/as la tomamos en un momento de nuestra vida. De esta decisión depende tu vida, ya que tu guía te moldeará e influirá sobre todos tus rasgos, dando como resultado una versión de ti fruto de su trabajo personal e, incluso, de su mera presencia.

Toma esta decisión con firmeza, aceptando todas las consecuencias derivadas de ella, ya que seguir a un guía determinado condicionará toda tu vida. Ten en cuenta también que no sólo vas a tener un guía. Nacemos con guías naturales como nuestros padres, hermanos y seres queridos. Sin embargo, llega un momento en el que toca decidir un guía personal fuera de ese núcleo y es ahí donde tienes que elegir sabiamente. En este podcast te explico por qué es tan importante.

La terapia psicológica es un proceso de guía y persona que desea ser guiada. En ese sentido es una relación profesor – aprendiz que busca el objetivo de que tú acabes siendo tu propio guía.

¿Quién debería ser tu guía?

Una persona que ejerce de guía ha de ser alguien que ya haya recorrido tu camino y, por tanto, sepa cómo avanzar en él. La experiencia es uno de los factores clave para saber cómo salir de situaciones comprometidas y avanzar fuera de ellas. No obstante, no es la única virtud a destacar. La empatía, la carencia de proyección o la misma en un grado ínfimo, la bondad y la capacidad para conectar con la persona que le sigue son componentes básicos y fundamentales de esa persona que estás buscando.

Recuerda que un guía es, entre otras cosas, una persona que ha superado situaciones a las que tú te enfrentas. Por ese motivo tiene valor, ya que tú te vales de su propia experiencia para anticipar los resltados de tus acciones antes de ejecutarlas y preparar siempre un plan B para salir adelante, en caso de que el resultado que busques no llegue a materializarse.

Por experiencia propia te diré que una vez que das el paso de llamar para pedir cita estás dando el 50% de lo necesario para tu éxito. Directamente te colocas en situación de ventaja con respecto a quienes no dan ese paso. Valía sobre a quien quiere superarse.

Te deseo mucha suerte a la hora de elegir.

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest
Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies