Límites emocionales de supervivencia

La importancia de poner límites se remonta a la necesidad de tangenciar las relaciones personales desde un punto de vista no invasivo. El ser humano es territorial. Esa es nuestra condición. Por tanto invadimos. Es nuestro mecanismo evolutivo y lo que asegura nuestro desarrollo como especie. Conquistar o ser conquistados. Estos conceptos que nos retrotraen al medievo, sin embargo, son de actualidad en nuestro día a día y se aprecian en  nuestra interacción social con iguales.

Piensa en la última conversación en la que te sentiste molesto. ¿No sentiste que alguien (bien tú o tu interlocutor/a) cruzó un límite? ¿Quizás te sentiste invadido? La invasión es una dinámica con la que tienes que lidiar en tu día a día. La invasión es la clave de la resolución de muchos tratos diarios a nivel personal, emocional, familiar, laboral…

Por esta sobreexposición diaria a la invasión es por lo que en este post recupero un post del año 2011 titulado La importancia de marcar límites. En él encontrarás el análisis detallado de este proceso, los factores que lo influyen y cómo fluir dentro de él.

LEER: La importancia de marcar límites (2011)

Pero el límite también se puede ver como un tope que todos en algún momento de nuestra vida nos imponemos para no sufrir. Si has sufrido en una relación en la siguiente sientes una tendencia en mayor o menor grado a no adentrarte en exceso hasta que sepas que es una relación que no puede herirte. El límite es una forma de protección.

Y dando un giro más a este concepto hay personas que viven con un límite subconsciente a nivel emocional. Son las personas que denomino con planicie emocional. El orígen de este comportamiento es la autoprotección pero no de un modo consciente sino a través de un automatismo de supervivencia que confiere a estas personas la falsa apariencia de limitados o no capacitados para el ámbito emocional. La realidad es que hablan un lenguaje emocional en unos términos que no son los tradicionales. Por ejemplo, les cuesta decir “Te quiero” pero les resulta fácil decírtelo con un comportamiento corriente llevado al exceso como ir a recogerte al trabajo y llevarte a casa dos veces al día durante todo el año. Desarrollo este concepto en el podcast siguiente.

PD:

Gracias a todos/as los oyentes del podcast que me enviáis tantos mensajes de agradecimiento por las publicaciones. Realmente para mí es un placer grabar los programas y creo que es la forma ideal de comunicación para hablar de sentimientos y situaciones cotidianas que nos atañen a los seres humanos.

Gracias también a todos/as las personas que confían en mí para guiarles en sus procesos personales a través de mi consulta privada online y presencial. Cada uno/a de vosotros me sumáis y por ello os estoy agradecido.

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest
Etiquetado , , , , , , , , , , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies