Síndrome de la Madre Tóxica

Una madre tóxica es aquella que en lugar de fomentar el desarrollo y autonomía de sus hijos, se vale de estos para saciar necesidades contraídas durante su propia infancia. Esta razón es la clave. La maternidad, por tanto, no se vive desde un punto de vista positivo y de crecimiento sino como un campo de pruebas para encontrar en la vida la estabilidad perdida o jamás encontrada.

El rol de madre tóxica es desgraciadamente muy abundante. Ni quien está encasillada en este rol disfruta ni hace disfrutar a quienes la tienen de madre porque todo gira alrededor del dolor.

El amor es una de las armas más poderosas de la madre tóxica porque lo utiliza como refuerzo positivo cuando algo va bien y lo retira, a modo de refuerzo de negativo, cuando decide castigar a sus hijos. El mayor castigo es la indiferencia y bien lo sabe este tipo de madre.

Algunas características definitorias de la madre tóxica

  • Usa el cariño como arma. Da cariño para dejar de darlo. La función es la de generar miedo en el hijo: “Si no me quieres o no te portas como considero correcto, te dañaré simplemente no queriéndote”
  • Afronta las relaciones con sus hijos como una batalla: “Estás conmigo o contra mí”
  • Se siente sola debido a una carencia emocional que arrastra.
  • Su comportamiento sobre sus hijos es una proyección de sus propias carencias.
  • Adoctrina a los hijos en que la vida es una continua lucha por el cariño, tal y como ella lo ha vivido y tal y como se lo muestra con su propio comportamiento a sus hijos.
  • Decide tener hijos por motivos incorrectos en términos de salud emocional: no sentirse sola, tener alguien a quien reprocharle su mala suerte, tener a alguien que depende de ella y jamás le abandone…
  • Impide el desarrollo saludable de los hijos y evita a toda costa romper el vínculo con ellos. Su miedo es que si no están vinculados será abandonada por sus hijos, igual que la abandonaron emocionalmente sus padres en su infancia.
  • Carece de la madurez emocional para educar a sus hijos ya que no tuvo el modelo de unos padres que le dotaron de una base sólida para entender el cariño.
  • No ha aprendido a querer y confunde esto con dominar a los demás.
  • Utiliza la amenaza con sus hijos como recurso recurrente: “O cambias o te vas de casa”
  • Las relaciones con sus hijos se basan en peleas y choques frecuentes, desembocando en una lucha de poder por dominarse mutuamente.

madre-toxica

Entendiendo a la madre tóxica

Nadie nace desempeñando un rol determinado. Son las circunstancias y factores del momento lo que nos empuja a adoptar una posición u otra. En el caso de la madre tóxica todo se debe a una confluencia de factores que hacen entendible su génesis, al igual que sucede en el resto de Roles Tóxicos.

Estos conceptos, junto con más características los desarrollo en el siguiente podcast.

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies