Razones para no querer ser una persona normal

Ser una persona normal… ¿por qué?

Lo normal es lo más abundante. Una persona normal es una persona predecible  y clasificable. La normalidad es la generalidad.

Cuando tratamos de ofender a alguien le llamamos predecible. Sin embargo, normal, que es una palabra sinónima, se concibe como una meta positiva a alcanzar.

En mi opinión la génesis de este contrasentido nace en el ámbito educativo. Nos educan, al menos en España, para ser una pieza más dentro del engranaje. El alumno que en clase tiene ideas diferentes es obligado a formar parte del sistema. Que haya una mayoría controlable y predecible (educable de acuerdo a lo que se impone como norma) es el objetivo del ámbito académico en los estadios iniciales.

Conforme avanza el periplo formativo, ser una persona normal cobra cada vez más sentido, ya que las dificultades que abordan a quien es diferente van en aumento. Si tienes la suerte* de poder cursar estudios universitarios

 *¿Por qué es una suerte estudiar en la universidad en España?

  1. Porque cada año las tasas son más caras. Con lo cual se forma un embudo que hace que sólo accedan a esta formación académica personas con un fuerte poder adquisitivo. Se genera una brecha social basada en “si tienes dinero puedes formarte”. Gobierno basada en la disgregación en lugar de en la integración.
  2. Porque hay que apelar a la suerte, al menos en España, para tener oportunidades laborales con un título universitario en el CV. Cada vez hay menos salidas profesionales para licenciados, siendo un porcentaje mínimo de personas el correspondiente a quienes trabajan en roles asociados a su formación académica

Al sistema no le interesa que pienses

Que seas normal te hace controlable. Que te ajustes a los parámetros que el sistema te exige para formar parte de él. Si no lo haces sufrirás represalias, normalmente económicas, ya que la economía es el mecanismo de control actual hoy en día. De ahí, que la crisis sea una medida de control. Nos limitan económicamente para hacernos predecibles y sumisos.

¿Te has fijado alguna vez cómo a los niños no se les forma en ser más espirituales o en controlar su estrés? ¿No sería saludable que aprendieran a gestionar sus emociones o a estar en el aquí y ahora? Sin duda, pero no beneficiaría al sistema. Una sociedad que crece espiritualmente es ingobernable porque ajusta sus miras y ve que hay todo un mundo fuera de la realidad sesgada que nos vende el sistema. Por este motivo, jamás nos formarán en ser más de lo que somos hoy en día sino en ser más productivos para el sistema.

Productivos significa muchas cosas pero sobre todo controlables y generadores de beneficio para quienes controlan el sistema. Es por eso que las personas hemos dejado de ser consideradas seres humanos y para las grandes organizaciones y gobiernos somos consumidores  y números. Para tu país no eres alguien con nombre y apellidos sino el número de carnet de identidad correspondiente. Para tu banco no eres Paco o Rocío sino el poseedor de una fortuna de la que quiero sacar mi tajada. Para tu médico de cabecera no eres una persona que sufre por un dolor de rodilla sino el paciente de 16.30 a 16.45 al que comienza a atender a las 17.15 porque puede, ya que no tiene un director de centro que le obligue a respetar su horario.

persona-normal-medico

Persona rara mejor que persona normal

Es por todo esto que se considera normal que yo no quiero ni animo a nadie a serlo. Porque aceptar todo esto como lo que nos toca o lo que nos merecemos es ser cómplice del mayor engaño al que pueden someterte. Es castrarte a nivel emocional y mental. Es robarte tu esencia de persona a la que va asociado el avance y la opción de ver la realidad desde un punto de vista diferente.

Aceptar todo esto es decirte a ti mismo frente al espejo: “He perdido”

 

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest
Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies