Etiqueta: escritura

Ahorrar 20000 euros con el Doble Cuántico – Experiencia de una socia del Club

Hace unos días una socia del Club me permitó compartir su experiencia con el doble cuántico para encontrar la casa de sus sueños. Hoy te envío una novedad sobre esa historia: finalmente encontró una casa aún mejor y consiguió ahorrar 20000 euros. Experiencia real: “Me voy a ahorrar 20000 euros” Su testimonio lo he incluido […]

Leer más

Grafología: Interpretación de tu escritura

Buscando el término grafología en el diccionario de la RAE encontramos la siguiente definición grafología De grafo- y -logía. 1. f. Arte que pretende averiguar, por las particularidades de la letra,cualidades psicológicas de quien la escribe. Es una disciplina que despierta el interés de propios y extraños dado que revela cualidades de la persona que […]

Leer más

El amor según un hombre con TOC

Si el amor lo solemos vivir como una fase en la que nuestro mundo se tambalea y nos sentimos llenos de energía, a veces confusos e incluso descontrolados… ¿te imaginas cómo sería vivirlo junto con un TOC? En algunas fases del amor experimentamos sintomatología obsesiva, por lo que sumarle un cuadro clínico de TOC sería […]

Leer más

Somos capaces de leer y cohesionar palabras mal escritas

 PERCEPCIÓN Belén nos envía un powerpoint en el que queda patente que no es necesario que todos los elementos de una palabra estén correctamente situados para extraer su significado. Todos manejamos en nuestra mente a nivel subconsciente esquemas de la realidad que nos rodea. Las palabras no son una excepción. Mientras que leemos un texto […]

Leer más

Grafología como herramienta de Orientación Vocacional

¿QUIÉNES SOMOS?

FOBIAS

SEXO

NUTRICIÓN Y DIETÉTICA

EFECTOS ÓPTICOS

CURSOS ON-LINE

PSICOPEDIA

FRASES CÉLEBRES

COMPLEJOS

BIOGRAFÍAS

PSICOLOGÍA DEPORTIVA

PASATIEMPOS

PROGRAMA DE PUNTOS

PELÍCULAS ON-LINE

VIDEOS

TIENDA

SALIMOS EN PRENSA

SUEÑOS

AYUDA PARA PADRES

GRAFOLOGÍA

 

LOST

AUDIOPOSTS

CONCIENCIA SOCIAL

BOLSA DE TRABAJO

NOTICIAS

 

 EXCLUSIVA SANDRA CERRO

 

Eligiendo el camino

 

Una de las mayores dificultades que encontramos en el camino de la vida son las paradas continuas que hemos de ir haciendo para tomar decisiones. El camino se bifurca, se divide, tenemos que elegir y nos preguntamos ¿hacia dónde me dirijo?, ¿si tomo este camino, estaré actuando de una forma correcta?, ¿es éste el camino que realmente quiero seguir en mi vida?, ¿a qué estoy llamado en la vida? En esta última cuestión está precisamente el origen de la palabra “vocación”: del latín vocatio, que significa “llamado”.

 

En muchas ocasiones, las presiones sociales o económicas nos pueden llevar a elegir, no aquello que deseamos, aquello hacia lo que nos sentimos verdaderamente “llamados”, sino aquello que más nos conviene. Esto no obsta para que, cuando llegue el momento adecuado, podamos permitirnos dar rienda suelta a los sueños y deseos que dejamos atrás y  a los que, por circunstancias, no tuvimos posibilidad de optar.

 

Y éstos son los sueños e ideales que constituyen nuestra motivación real, la elección personal de vida. Todos tenemos alguno, más o menos definido. Durante la educación escolar, los caminos vocacionales se van dividiendo; a medida que el alumno avanza hacia cursos superiores, desde donde se vislumbra la vida universitaria y la “gran opción profesional”, hay oportunidad de elegir entre diversas ramificaciones, que van definiendo el perfil vocacional. Algunos niños tienen claro desde pequeños cuál es su objetivo, y toman las decisiones y los caminos acordes a su meta prefijada. Otros actúan por descarte, y van tomando posiciones de la manera contraria: alejándose lo más posible de aquel objetivo que no les gusta en absoluto. Algunos, en cambio, se sitúan en territorio de nadie, pueden tener claro aquello que no les gusta y no tanto aquello que les gusta, pero pueden situarse dentro de las opciones más cercanas a vocaciones posibles que, llegado el momento, sean quizás las más adecuadas sopesando otros valores.

 

Es claro por tanto que, aunque a simple vista tengamos dudas y no sepamos definir lo que nos llama o lo que nos gusta, sí poseemos la cualidad de elegir y de, aún sin tener que decidir o elegir de pronto, poder ir definiendo nuestro perfil a medida que nos vamos descubriendo, que vamos madurando o que vamos quitando corazas a nuestros valores innatos, desconocidos, o conocidos pero no atendidos hasta entonces.

 

Grafología como herramienta de orientación vocacional

 

A la hora de efectuar una elección vocacional, el componente más importante que entra en acción es el conocimiento de uno mismo, y no sólo de las características psicológicas propias reconocidas o no, sino también de las aptitudes y actitudes que las complementan, y del objetivo que queremos marcarnos en la vida para poder ejercitarlas, sacarlas el máximo provecho, en beneficio de la autorrealización personal.

 

 

Logro de interés o “vocatio”

=

Características de personalidad

+

 

Aptitudes:

+

Formación recibida + formación potencial posible

 

Actitudes:

+

Intencionalidad. Capacidades o intereses, modo de “enfrentarse a”:

Tendencias innatas +

Sentimientos +

Valores aprehendidos

Motivaciones

 

 

 

La Grafología es una herramienta muy útil a la hora de analizar estos factores fundamentales de la “vocatio” que hemos destacado en el anterior cuadro. Nuestra escritura es capaz de reflejar la globalidad de nuestra personalidad, retratada desde el momento presente, pero capaz de desentrañar aspectos del pasado y de entrever indicios de proyección a futuro. El temperamento y la personalidad, las capacidades o aptitudes intelectuales y volitivas, las actitudes emocionales o de ánimo, así como las motivaciones hacia uno u otro objetivo vital son pautas claramente observables y valorables en un texto manuscrito. Luego, claro está, habría que ver si esos factores que la personalidad manuscrita refleja se corresponden enteramente con la elección personal, y es función del orientador poner boca arriba sobre la mesa las cartas de ambos aspectos confluyentes, y coincidentes o no, a valorar en el proceso de orientación vocacional del alumno o educando.

 

Concepto de “Orientación vocacional”

Proceso

Abarca distintas etapas de la vida

Intervención sistemática.

 

Funciones:

–          Función diagnóstica o de detección de necesidades.

–          Función de asesoramiento y apoyo.

–          Función de planificación, coordinación y organización.

–          Función de evaluación.

Concepto ligado a la toma de decisiones profesionales

Integración en un contexto pedagógico

La Orientación Vocacional se entiende como un proceso de empuje, apoyo y ayuda en la toma de decisiones relativa a la vocación o proyecto profesional de vida, que generalmente se lleva a cabo en un contexto pedagógico.

¿Ciencias o Letras?

Una de las primeras etapas educativas en las que el orientador, por medio de la grafología, puede detectar indicios aptitudinales, actitudinales o motivacionales, es la fase en que el camino se bifurca hacia Ciencias o hacia Letras. Si bien es claro que lo más común es encontrar en los educandos perfiles mixtos, algunos sí presentan, ya en estas primeras etapas de decisión, diferencias motivacionales bastante claras, desde el punto de vista grafológico, hacia una u otra dirección vocacional.

Hombre. 1º Bachillerato. Muestra de escritura con orientación a Ciencias en general y, en particular, a vocaciones tales como Medicina, Enfermería, etc. que sumen el espíritu investigador a la entrega social.

 

Mujer. 1º Bachillerato. Muestra gráfica que revela orientación a vocaciones de Letras, y más concretamente a Ciencias Sociales que requieran trato humano, tales como Psicología, Magisterio, Pedagogía, trabajador social, etc.

 

Grafología y Planes de carrera

Después llega el tramo universitario, un nuevo cruce de caminos en el proceso de elegir la vocación de vida. Y de cara a este nuevo escalón, el abanico de posibilidades o de opciones de elección se extiende y se amplía. Leer más

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

El mito de Eco y Narciso. Grafología de la personalidad narcisista.

 

¿QUIÉNES SOMOS?

FOBIAS

SEXO

NUTRICIÓN Y DIETÉTICA

EFECTOS ÓPTICOS

CURSOS ON-LINE

PSICOPEDIA

FRASES CÉLEBRES

COMPLEJOS

BIOGRAFÍAS

PSICOLOGÍA DEPORTIVA

PASATIEMPOS

PROGRAMA DE PUNTOS

PELÍCULAS ON-LINE

VIDEOS

TIENDA

SALIMOS EN PRENSA

SUEÑOS

AYUDA PARA PADRES

GRAFOLOGÍA

 

LOST

AUDIOPOSTS

CONCIENCIA SOCIAL

BOLSA DE TRABAJO

NOTICIAS

 

ARTÍCULO DE SANDRA CERRO. Grafopsicóloga y perito calígrafo.

Eco y Narciso

 

La ninfa Eco estaba triste, pálida, recluida en su cueva de los bosques. La Diosa Hera había hecho caer sobre ella una terrible maldición:

“A partir de ahora sea que tu melodiosa voz se convertirá en susurro y sólo podrás repetir las últimas palabras que otros pronuncien”.

Hacía tiempo, Eco cantaba. Cantaba y cantaba para distraer con su bello cántico a Hera,  y que ésta no descubriese a Zeus regalando amores a otras doncellas. Pero Hera la había descubierto. Su dolor no sosegaba y no podía más que pasear a solas, lánguida, con paso ciego, a través de la arbolada, haciendo crujir con sus pisadas las ramitas y las hojas secas que alfombraban el bosque.

 

Narciso paseaba solo, ajeno a sus compañeros de cacería, ajeno a todo, incluso a sí mismo. Desconocía su desmesurada belleza y los encantos que prendaban de él a las ninfas, a las doncellas y hasta al mismísimo dios Apolo. Él simplemente se dedicaba a desdeñarles, dejándoles consumidos en el miserable pozo del desprecio, abocados al dolor de sentirse nadie para quien lo era Todo.

“Su perdición será contemplar su propia imagen”- Había predicho el adivino Tiresias el mismo día en que Narciso vio el mundo por vez primera. Y así había vivido hasta entonces, alejado de reflejos y de espejos, halagado, admirado, fascinador de miradas que no eran correspondidas, seductor nunca seducido y jamás tocado por los dedos del Amor.

Una rama crujió.

-“¿Quién está ahí?”-

– “Está ahí…. está ahí… está ahí….” – Respondió Eco. Abrazada por Cupido, abrió sus enormes ojos al verse sorprendida por Narciso… y echó a correr.

Narciso la siguió.

– “¿Por qué huyes? Ven a mi”-

– “A mi…. a mi…..”-

Cuando se encontraron, Eco, con el corazón hechizado, tendió los brazos a Narciso con intención de que, si bien su voz no podía expresar su amor inmenso, pudiera sí demostrarlo con su entrega y su pasión.

Pero fue la fría sonrisa de él quien le tendió la mano, y sus palabras:

-“No pensarás que yo te amo”-

-“Te amo…. te amo…..”- Repitió Eco, desesperada, desfallecida, con los brazos aún abiertos, vacíos y temblorosos, llenos de Amor… y sus enormes ojos anegados en lágrimas.

– “Permitan los Dioses que me deshaga la muerte antes de que tú goces de mi”-

Narciso desapareció altanero. Y Eco, caminando despacio y sin fuerzas, arrastrando ramitas crujientes a su paso lento, se recluyó de nuevo en su cueva. Su voz se convirtió en un hilo:

“Para él quieran los Dioses que, cuando ame como yo ahora amo, desespere y sufra como mi alma sufre y desespera”

 Y luego desapareció.

 

Pero Némesis, la Diosa de la Venganza, había escuchado el ruego de aquél pensamiento sin voz, y como castigo condenó a Narciso a padecer una inmensa sed.

El desesperado Narciso se acercó sin pensar a la orilla del riachuelo más claro, más transparente, donde tenía el cielo su mejor espejo y, al ir a beber, sus azules ojos contemplaron el rostro más bello que jamás hubiesen visto o quizás imaginado. Aquella alegoría de la perfección no era sino él mismo, su propio ser de quien se había al instante enamorado.

La desesperación por querer amarse  y poseerse le hizo gritar enfurecido:

“¡Dioses míos, de qué clase cruel es este castigo! Me inyecta la sangre lo más prohibido del amor, el amor que va conmigo, del que no puedo desprenderme aunque me aparte de la imagen de este río, del que me seguirá entera y eternamente y que ni en los confines de la misma Eternidad podrá ser mío. ¡Por qué he de ser yo merecedor de este abismo! El mismo fuego que me devora es el que ahora yo atizo; a mi me podrán amar otros, pero yo no puedo amarme a mi mismo porque no soy capaz de encontrarme aún sin distancia que me separe del objeto de mi Amor, y ni siquiera puedo morir por él sin arrastrar también su vida conmigo. ¿Cómo puedo entonces ansiar vivir si no existe en el Amor ni en mí motivo?”

 

Lloraba Narciso. Lloraba aferrado a la orilla del riachuelo, con los brazos extendidos y las puntas de sus cabellos rozando las cristalinas aguas como queriendo tocar con ellas la imagen amada. El furor de su deseo, los rayos de sol bañados del celeste azul, las hojas de la fronda y las mariposas reflejadas en las danzarinas ondas, y los destellos luminosos desde el cristal del río, fueron regalando colores a aquella figura exhausta, y aquella estatua esbelta, inerte, enamorada, abrazada moribunda a la orilla, se convirtió en una flor.

 

Quizás una mano blanca la contempla y acaricia, susurrando su nombre como en un hilo de voz… Quizás Eco riega con sus lágrimas de Amor a la flor de Narciso mientras se reflejan juntas, siempre, en las aguas del río… 


Características psicológicas de los “Narcisos”

 

Despertando del ensueño y de vuelta a la realidad, esta leyenda, mito o poema en prosa, basado en la “Metamorfosis” de Ovidio, ilustra mejor que nada el sentir, el pensar y el creer de la personalidad que, como la de Narciso, vive enamorada de sí misma, sin ser capaz de ver más allá de su ser y sin pretender nada más que no sea su propio provecho o beneficio. Leer más

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Sandra Cerro: Un poquito de grafología

             Mi profesora y excelente grafóloga, Isabel Sánchez-Bernuy, siempre dice que, mirando una escritura, ve el alma de la persona que la he escrito. A los que conocemos la grafología, cualquier escritura que tengamos entre las manos nos hace un guiño, nos dice “ven… ven… acércate… atrévete a conocerme…” y no podemos evitar seguirla. […]

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies