Taller de Crecimiento Personal y Dinámica de Grupo en Martos (Jaén)

Personas destinatarias

  • Personas expuestas a un desgaste diario que busquen cambios para paliar esta situación.
  • Interesados en superar situaciones de dependencia, ansiógenas, fóbicas, etc.
  • Interesados en mejorar su ejecución en el ámbito personal, laboral, escolar, social y familiar.
  • Personas sometidas a un período de estrés sostenido en el tiempo.
  • Personas interesadas en estudiar los procesos terapéuticos grupales.
  • Estudiantes y personas interesadas en Psicología, Ciencias de la Educación, Ciencias Sociales, Humanidades, etc.

¿Qué es el crecimiento personal?

Desde los primeros antecedentes en el estudio de la conducta humana y desde que algunos profesionales apostaron por lo que después se dio a conocer como crecimiento personal, ha existido una corriente basada en la creencia que participa de la idea de que no desarrollamos todas nuestras capacidades, nuestro potencial humano.

En este sentido, vivimos por debajo de nuestras posibilidades y ello, dicho de una forma un tanto burda, hace que suframos un proceso de degradación de la conciencia de tal manera que al final no reconocemos la diferencia. Es decir, no sabemos que ha existido una pérdida, limitación o fracaso en el desarrollo de ese potencial completo.

Desde nuestro nacimiento estamos sometidos a limitaciones, frustraciones, etc. que hacen que la personalidad con la que nos identificamos y a la que nos referimos implícitamente cuando decimos “Yo” sea una manera de ser que adoptamos para defender nuestra vida y nuestro bienestar mediante una adaptación, en un sentido amplio del término. Esta estrategia adaptativa hace que introduzcamos formas de respuesta automáticas y rígidas que nos impiden aprehender la experiencia de una manera que podríamos denominar auténtica, sana, integrativa. Todo lo vemos coloreado por el mismo tono del cristal que interponemos entre nosotros y el mundo. Perdemos colores y, cuanto menos, brillo y matices.

Además, nuestras redes primarias de relación afianzan esta disminución. El grupo, concebido como un laboratorio para la interacción, permite la salida de cada individuo de su red primaria y lo mezcla con otros, formando así un nuevo campo de interacción en el cual cada uno empieza un nuevo aprendizaje. La situación es imparcial en cuanto a las reacciones y cotribuciones del individuo, así como las de los demás miembros respecto de él. Está por ende obligado a darse cuenta (o a defenderse contra tal comprensión) del grado en que está condicionado por la influencia de sus redes primarias anterior y actual. También tiene la oportunidad de comparar y contrastar su modo de obrar con el de otros; puede ver que lo que consideraba particular a él es común y lo que consideraba común es particular a él (“reacción del espejo”). También se familiariza con nuevas formas de sufrimiento y nuevas formas de resolución de problemas, representadas por las personas reales que están en la misma situación que él. Todo este nuevo encuentro, siempre en evolución, siempre cambiante, debe ser, en la medida de lo posible, propiciado por el grupo y facilitado por el coordinador. La labor de éste es acompañar en la consecución y puesta a punto de habilidades sociales y proteger a los individuos del daño que causarían reacciones excesivas o una selección incompatible; asegurarse de que lo que se aprende sea significativo y pueda ser usado constructivamente.

Proceso alrededor del cual se ejecuta el taller

  • Consiste en un análisis de nuestra conducta, basado en nuestra propia ejecución. Por eso se actúa dentro de un grupo, donde no todo se queda en palabras y la acción se convierte en un referente concreto de nuestra forma de ser.
  • Parte de una toma de conciencia (“darse cuenta” o “awareness”) que propicia el conocimiento de cómo somos al ponerse en contacto con aspectos relevantes de nuestra propia historia personal. Revisamos sensaciones, emociones, sentimientos, actitudes, valores…
  • Sigue con una reflexión activa sobre cómo abordamos determinados aspectos de la relación, puesto que muchos de nuestros conflictos tienen que ver con “cómo nos lo montamos” con los demás. Este es el  momento de trabajar déficits y habilidades sociales.
  • Analizamos esos mecanismos automáticos que tuvimos que adoptar en su momento como mejor respuesta adaptativa, que hoy carecen de la eficacia que tuvieron y, sin embargo, se mantienen vigentes (estereotipos y fijaciones).
  • Finalmente proponemos fórmulas alternativas para desarrollar y adquirir habilidades sociales y terapéuticas en sentido amplio que nos permitan el adecuado ejercicio de nuestro día a día.

Ventajas del aprendizaje grupal

  • La atmósfera en que se realiza el aprendizaje debe permitirle a cada persona sentirse libre de expresar y explorar sus ideas y sus necesidades confrontándolas con las de los demás miembros del grupo.
  • La confianza en los otros miembros del grupo es necesaria para hallar soluciones y opciones que convengan a todos. La presencia del coordinador y sus palabras no serán impositivas en modo alguno. Para que los individuos se miren a sí mismos, vean a los demás y examinen abiertamente sus ideas, es preciso que expresen sus opiniones aunque contradiga a la de los otros miembros.
  • El derecho de equivocarse es un elemento necesario para el aprendizaje. Ningún castigo o sanción debe amenazar a quien se enfrenta con experiencias nueva para él. Por consiguiente, la atmósfera favorecerá la tolerancia, la aceptación incondicional del otro y la ambigüedad.
  • Las personas son menos dependientes de la autoridad cuando tienen conciencia y experimentan que el aprendizaje procede de ellas mismas. La autoevaluación y la evaluación proveniente de los demás le permiten al individuo juzgar en qué medida ha aprendido y progresado. Cuanto más nos vemos tal como somos, tanto más se desarrollan nuevas percepciones.
  • La atmósfera creada deberá permitir la confrontación de personas e ideas. Las comunicaciones libres, abiertas y el clima psicológico exento de amenazas llevan al individuo a cambiar su conducta, a definir y a modificar sus ideas según las reacciones de los otros miembros del grupo. La confrontación es el terreno que permite que las ideas se concreten, que posibilite el nacimiento de nuevas ideas y el cambio en los individuos.

¿Cómo participar en el taller de crecimiento personal?

Información y preinscripciones en:

Teléfono 690 14 68 70

E-mail fjnavas@hotmail.com

MÁS INFORMACIÓN

VOLVER A LA TIENDA DE PSICOLOGÍA

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1 pensamiento en “Taller de Crecimiento Personal y Dinámica de Grupo en Martos (Jaén)

  1. hola francisco

    quisiera saber si el taller lo orientas a personas individuales o a grupos o a empresas.

    nosotros usamos una actividad de creatividad musical para mejorar el trabajo en equipo en las empresas, aunque también lo hacemos como actividad lúdica para fiestas de empresa y tal.

    la idea es componer una canción entre todos, usando las escalas básicas de piano, acordes básicos de guitarra y la percusión. También, parte del grupo escribe las letras de la canción, y al final la interpretamos. En la web tenemos un video de una sesión, en clave de humor.

    saludos, y gracias
    guillem
    http://sinerzia.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies