El valor de la empatía

¿Sientes a veces ese muro invisible que te distancia del resto del mundo? Ese muro se derriba, entre otras herramientas, descubriendo el valor de la empatía.

Definición de la RAE

empatía

A partir del gr. ἐμπάθεια empátheia.

1. f. Sentimiento de identificación con algo o alguien.

2. f. Capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos.

Definición gráfica de empatía

el-valor-de-la-empatia-1

El valor de la empatía es hacer posible que comprendas a los demás y actuar en consecuencia a esta comprensión. Gráficamente es ponerte en los zapatos del otro para comprender su camino.

No es empático aquel que dice comprender al otro pero no modifica su ejecución para lograr que su mensaje llegue al otro de un modo más efectivo.

Culturalmente, nos educan para ser empáticos con los niños. Culturalmente, también, se malinterpreta la empatía, llegándola a confundir con la paciencia. Con los niños se es paciente más que empático.

Donde más abunda el valor de la empatía actualmente es en el deporte profesional

Tú eres empático con tu deportista favorito. Te identificas tanto con él que externamente se aprecia (vistes su camiseta, su peinado, haces sus gestos…) tanto como internamente (llegas a comprender sus estados de ánimo tras un mal partido, te preocupas por su estado de salud si está lesionado, te alegras por sus éxitos).

Este fenómeno es algo que socialmente beneficia al propio organismo del deporte profesional. Una industria que genera millones quiere seguidores fieles a los ídolos que la propia organización crea y que sirven de reclamo para que los fans transmitan su cariño en forma de dinero (comprando entradas, camisetas, merchandising variado, partidos pay per view…)

El valor de la empatía donde debe estar: en lo social

Irónicamente, donde menos personas practican la empatía es en el ámbito social. Ayudar en lo social es uno de los síntomas de la empatía. No obstante, volcar toda tu actividad en lo social es un rasgo de una baja autoestima, generalmente el complejo de Caperucita.

CONFIDENCIAL

Durante años trabajé en una ONG. El número de voluntariado que se apuntaba para colaborar en actividades sociales aumentaba siempre con la llegada de la Navidad. Estadísticamente, cerca del 70% de personas que se apuntaban en este período no comenzaban a prestar voluntariado en enero.

Conclusión: el ambiente navideño estimuló su necesidad de ayudar al prójimo, algo afín al marco cultural de estas fiestas. Pasadas las mismas, ese sentimiento desaparecía. Por tanto, fue algo artificialmente creado como necesidad de conectar con el entorno pero que no nacía de una motivacion intrínseca que realmente conectara con un deseo real de la persona.

Reflexión sobre el valor de la empatía

Te la cuento en el siguiente podcast

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest
Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies