¿Cómo controlar a un jugador indisciplinado?

psicologia-deportiva-por-paco-navas.jpg  

En mi equipo cuento con un jugador que no respeta la figura del entrenador y esto me causa graves problemas de disciplina en el vestuario ¿Cómo puede abordar el tema? ¿Debo adoptar una postura de fuerza o de dialogo? ¿Debo actuar delante de todo el equipo o mejor en privado? Como ves ando bastante perdido.

Me gustaría saber tu edad y la del jugador problemático, ya que uno de los motivos que favorezcan la indisciplina del jugador podría ser que te considerase alguien cercano por tu edad. También me pregunto, ¿tenías una relación previa con el jugador o con su entorno antes de entrenarle? Debes de tener claro que el refrán “les das la mano y te cogen el brazo” muchas veces es cierto y cualquier signo de cercanía entre el entrenador y el jugador en un primer momento se puede traducir en ausencia de respeto (o miedo a un castigo) que repercute en una situación de indisciplina.

Respecto a la forma de abordar el tema, la respuesta depende del tipo de entrenador que eres y, principalmente, del tipo de entrenador que quieres ser en un futuro. A la vista de resultados, es obvio que el entrenador que convence a los jugadores es más exitoso que aquel que impone, por lo que yo te recomendaría intervenir sobre el grupo de modo que el jugador se integrase a la disciplina del equipo por convencimiento propio.

Formas de conseguir este objetivo tienes varias. La más efectiva sería establecer una diferencia clara de grupos dentro del equipo en función del comportamiento. No te estoy hablando de castigos, sino de ausencia de premios. Por ejemplo, puedes empezar por demostrar desinterés por ese jugador, ya que no te aporta nada beneficioso, y centrarte en el grupo que quiere trabajar contigo. Ante esta situación el jugador querrá volver a llamar tu atención (atención equivale a escuchar tus quejas hacia él o a regañarle), lo que provocará dos posibles situaciones: un alejamiento de la figura del entrenador, ignorándote él también, que debes de interpretar como un pulso de él hacia ti (él no te habla porque piensa que no te necesita) o una integración del jugador a la disciplina.

Si es tan problemático como para causar graves problemas de disciplina en el vestuario, optará por la primera opción (retarte a ti a un pulso con el equipo como testigo). En este momento es importante que minimices cualquier comportamiento del jugador, ya que ha de tomar conciencia de que para ti no es parte del equipo (y por tanto, tampoco te interesan sus acciones o comentarios).

En función de prolongar esta situación en el tiempo, el proceso de desgaste se centrará en el jugador, que contemplará cómo el equipo funciona perfectamente sin él. En ese momento, optará por intentar la reintegración al grupo o decidirá abandonar el equipo. En ambas situaciones tendrás el problema de indisciplina solucionado.

Envía tus consultas deportivas a paco@bkball.net                                                        psicologia_foto1.jpg

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat