arrow

Si te ofrezco este método y sé que funciona es porque a mí me ha dado resultado. Siempre he estado a dieta. He logrado perder mucho peso y con el tiempo lo he recuperado. Después de mucho tiempo en un profesional con el que no conseguía resultados necesitaba un cambio y acudí a otro especialista en noviembre de 2012. Ese cambio me ayudó a reavivar mis ganas por controlar mi peso y a lograr resultados. Tras unos meses iniciales excelentes comencé a llegar a una fase en la que perdía cada vez menos e incluso llegué a ver detenida mi pérdida y ganaba peso. Temía que se estuvieran repitiendo los mismos patrones que en el anterior nutricionista. Obviamente, había algo que se escapaba a mi control o que no lograba ver y que me estaba saboteando. Con mucho esfuerzo logré seguir con la pérdida de peso hasta que llegué a un punto próximo a mi objetivo pero que aún no era la marca que nos pusimos como meta. Era muy frustrante porque había conseguido introducir el deporte como una rutina en mi día a día y supuse que eso sería un extra para conseguir mi objetivo. Estábamos a punto de dar por finalizado el proceso de adelgazamiento ante la imposibilidad de lograr mejores resultados cuando decidí aplicar sobre mí hipnosis para lograr controlar mi alimentación y perder peso. Aplicaba la hipnosis en mi trabajo con clientes sobre sus fobias, ansiedad, problemas de comunicación… y me di cuenta de que lógicamente también podría servirme a mí para mi problema con el peso. Me alegro mucho de haber dado ese paso y haber trabajado conmigo a nivel subconsciente porque comencé a lograr los resultados que no había conseguido hasta la fecha.

Evolución Peso

 Comencé a perder peso de un modo sencillo y cada semana perdía, lo cual en una fase final de adelgazamiento siempre es complicado. Me demostré a mí mismo de que si tu mente cree que puede lo conseguirá. ¿Qué hizo la hipnosis en mí? Me ayudó a darme cuenta de todo lo que no hacía bien y corregirlo. Antes pese a creer que me alimentaba correctamente fallaba en muchas cosas que no veía o que no quería ver, comía demasiado para el gasto energético que tenía, me castigaba con la comida ingiriendo alimentos que me perjudicaban, comía de modo emocional paliando mi malestar con comida extra, veía la comida como un premio que debía conseguir… Por estos motivos me costaba tanto perder peso. Una vez que los detecté cambié mi razonamiento subconsciente para que mi mente jugara a mi favor, en lugar de luchar contra ella como había hecho hasta ese momento.

- Francisco José Navas Ainz, Mente Dinámica en Acción
arrow

Consiga este tratamiento para toda su familia

TODO INCLUIDO EN EL TRATAMIENTO

5 audios de hipnosis sin límite de escuchas

Podrá escucharlos donde y cuando quiera

Podrán beneficiarse de este tratamiento sus seres queridos o cualquier persona a la que usted quiera facilitarle el audio

Instrucciones de Uso

Pulsa PLAY

 264 € 180 €

Oferta válida sólo para la 150 próximas descargas

Si quiere que atienda su caso personalmente pida Consulta Privada AQUÍ

Pedir Consulta Privada