Etiqueta: relaciones personales

Crear tu realidad – Testimonio de David

Gracias David por tu generosidad al invitarme y permitirme compartir tu testimonio sobre crear tu realidad con el doble cuántico.  Estoy seguro de que tu experiencia va a inspirar a otros/as. Compartir en redes sociales

Leer más

TIP: El poder de imitar [VIDEO]

No subestimes tu poder no verbal. En acciones tan sencillas como la imitación de los gestos y movimientos de otra persona tienes una potente herramienta para la vida en sociedad. ENTRADA PATROCINADA POR Compartir en redes sociales

Leer más

La importancia de marcar límites

Esta semana he meditado sobre la importancia de marcar los límites en las relaciones sociales. Desde mi perspectiva, en muchas ocasiones, un límite es la garantía para no ser atacado, tu tabla de salvación o tu garantía de que alguien no te la jugará.

Aspectos a tener en cuenta

  1. Marcamos un límite específico con cada persona de nuestro entorno en función  de la relevancia que tenga para nosotros.En el caso de personas que no consideremos emocionalmente importantes las limitaremos (permitidme el término, equivale a “estableceremos el límite con ellas”) en función del grupo al que pertenezcan (“la gente del trabajo”, “mis vecinos”, “la chica del bar”, etc).
  2. No me comporto igual con mi mejor amigo que con el portero de mi bloque, por tanto, a cada uno les permitiré un grado distinto de información y confianza sobre mí.
  3. Marcamos un límite específico en cada contexto. No soy igual de expresivo sobre cuestiones personales en el salón de mi casa cenando con mis amigos/as que en la cola de la caja del supermercado.
  4. El límite se ve afectado por nuestro momento personal. Si tengo un problema que me preocupa puedo sentirme más retraido del mundo que me rodea, lo que puede provocar que no sea tan expresivo, ni tan parlanchín con la gente de mi entorno. En este caso, estaría aumentando el límite respecto a ellos/as. Por contra, si soy feliz porque recientemente me ha pasado algo bueno puedo reducir ese límite con mi entorno, puedo ser más expresivo, más comunicativo, en algunos casos más agradable. Esto no siempre es positivo porque puede desembocar en situaciones dicotómicas tales como contar intimidades a alguien de quien suelo protegerme porque conozco su indiscrección o ser demasiado seco con alguien con quien habitualmente mantengo un trato cordial.
  5. Los límites son dinámicos. Conforme me aproxime o aleje de una persona (tenga más confianza o menos, discuta o disfrute con él/ella, etc.) habré de modificar la posición del límite. Este aspecto correlaciona directamente con la segunda razón para establecer límites (ser consecuente).

Razones para establecer límites

  1. Seguridad: marco una línea de seguridad que si es sobrepasada me justifica un ataque o una retirada hacia esa persona.
  2. Ser consecuente: me libra del comportamiento dicotómico: hoy soy de una manera y mañana de otra, hoy te permito que me digas o hasta esto y mañana no.
  3. Estabilidad: traza una continuidad en mi comportamiento con los demás y los demás conmigo
  4. Incentivo para las relaciones sociales: conforme avance en una relación (sea del tipo que sea: amistad, sentimental, laboral, vecinal, etc.) el límite irá reduciéndose. Es esto un incentivo para las persona que componen esa relación. El pensamiento clave sería el siguiente Leer más
Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Cómo evitar que tu segundo hijo se sienta desplazado

Cuando el primer hijo nace tiene un tiempo exclusivo y personal con papá. Cada noche ambos pueden leer echados en la alfombra o desde que tiene el tamaño adecuado para pararse en un banco, pueden cocinar juntos. Pero con el transcurrir del tiempo otra escena (o más bien, otro personaje) aparece: el segundo hijo.

padre-de-familia-vs-los-simpsons.jpg

Claro, le das el biberón, le cepillas los dientes, les lees cuentos en la cama, pero te puedes sentir culpable al no darle al segundo toda la atención que tuvo el primero. ¿Cómo hacer que tu hijo no sienta que lo has descuidado?

Ten dos cabezas. El leerles algo puede ser igualmente estimulante para ambos niños: sienta al bebé en tu regazo y haz contacto visual y caras divertidas mientras le lees el libro al mayor (o a los mayores). Las habilidades tempranas de lenguaje se desarrollan simplemente escuchando: no hace ninguna diferencia si la historia es sobre Harry Potter o La Caperucita. Leer a los bebés es algo valiosísimo, particularmente si es a un bebé de 9 meses o menos, que no puede voltear una página o concentrarse en palabras.

Cambia más pañales. Bañar, cambiar pañales y comer es crucial para crear vínculos. Jugar juntos es bonito, pero no llena una necesidad básica. La mejor manera para los padres de llevar su limitado tiempo de paternidad es demostrar que ellos son cuidadores primarios. También recuerda a tus hijos que haces más que sólo jugar con la pelota. Leer más

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies