El coaching está de moda

Parece que el coaching está de moda y, hasta incluso, se empieza a propagar la idea de que todo el mundo vale para hacer Coaching. Sin embargo, el pensamiento de que cualquiera que se haga un curso de Coaching ya puede empezar a ejercer como coach deteriora dicha profesión.

Tomarse el coaching como la novedad o lo curioso, no hace más que dificultar y poner trabas a los auténticos profesionales: los que se toman la profesión en serio.

Para saber si tengo que acudir a un coach, tengo que saber en qué consiste el coaching. Éste se define como un conjunto de entrevistas individuales entre un profesional (coach) y una persona (coacheado), para ayudar a dicha persona (coacheado) a conseguir unas metas que pueden ser tanto personales como profesionales.

A todo esto hay que añadir que se escriben muchos libros sobre el tema y parece efectivamente que está muy de moda. Sin embargo, el coaching puede resultar peligroso en manos de personal no cualificado para su ejercicio. No se trata de asustar, sino de ser responsable.

Aunque se ha escrito y hablado de muchos tipos de este disciplina, nos vamos a quedar con cuatro de ellos: Coaching Life o Personal, Coaching de Parejas, Coaching Ejecutivo y Coaching de Equipos.

Ahora imaginemos que alguien acude a un coach. En este caso hay que pensar que nos ponemos en manos de alguien que “nos puede desnudar el alma”, al igual que cuando acudimos al psicólogo, que le contamos nuestros pensamientos más íntimos, nuestra esencia como personas… ¿en manos de quién nos ponemos? Es fundamental que todo se regule de forma más exhaustiva, para no caer atrapados con alguien que no sabemos si está cualificado o no. Por supuesto, no queremos menospreciar a los auténticos profesionales de esta materia. Pero antes de acudir a un coach tenemos que cerciorarnos muy bien de que, efectivamente, es un buen profesional y está cualificado para ejercer su profesión.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre acudir a un psicólogo o a un coach? Para responder a esta pregunta, coniviene destacar a la psicología como una ciencia para analizar y entender el comportamiento humano. De hecho, se ha posicionado claramente en todo tipo de escenarios sociales.

Actualmente, hay muchas personas que mezclan el concepto de psicólogo y coach. Es cierto que pueden usar en algún momento dado técnicas parecidas, pero no necesariamente. Cada uno tiene sus propias técnicas. Por otra parte, últimamente ha surgido la figura del Psicólogo Coach que está teniendo un fuerte impacto en nuestra sociedad actual. De hecho, es primordial que para hacer Coaching Personal y Coaching de Parejas, el instructor tenga estudios de Psicología, puesto que se puede dar situaciones emocionales intensas complicadas de manejar. Por tanto, el Psicólogo Coach ofrece al coachee la garantía de estar en manos de un buen profesional. Primero, porque es un psicólogo, y segundo, porque es un coach.

Por otro lado, también es necesario aclarar y entender la diferencia que existe entre un Psicólogo Coach y un Psicólogo Clínico o terapeuta. Es importante esta aclaración, para saber cuándo hay que acudir a un profesional u otro.
El terapeuta o psicólogo clínico se basa en diagnosticar un problema que afecta al paciente, el cual no puede ejercer una vida con total y absoluta normalidad.
El terapeuta va al síntoma y trata el síntoma. Mientras que el psicólogo coach, no precisa de un diagnóstico, de encontrar el síntoma o “dolencia”, sino que lo que pretende es empezar desde “cero”, enseñarle a ver la realidad de otra forma, y potenciar única y exclusivamente los aspectos positivos. De hecho, un buen psicólogo coach, no debe centrarse en los aspectos negativos. Se centra en el “ahora” para proyectarlo en el futuro, mientras que el terapeuta se centra más en el “ayer” para proyectarlo al futuro.

En definitiva, el psicólogo coach lo que pretende es mejorar el rendimiento y la calidad de vida de la persona (no del paciente), que acude a un programa de Coaching a través y como resultado de enseñarle de forma distinta, cómo mejorar en la experiencia de la vida, en el rendimiento del trabajo, y por último, en el crecimiento como persona. Todo este proceso, lo realiza y aplica el psicólogo coach, a través de las herramientas y técnicas que ha ido aprendiendo desde el conocimiento más profundo durante sus estudios universitarios y la experiencia profesional.

Vía | Expansión

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest
Etiquetado , , , , , , , ,

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies