Abusar de bebidas excitantes en exámenes reduce hasta un 30% el rendimiento

Para aquellos que se van a examinar de selectividad, se aconseja que los alumnos acudan a la facultad en la que harán el examen unos días antes de la prueba.

¿Cómo evitar la ansiedad durante el período de exámenes ?

Universidad CEU San Pablo
Se acercan los exámenes de selectividad y los de junio para los universitarios. Muchos alumnos, en estas fechas sufren estrés y ansiedad, un problema que puede suponer un serio obstáculo a la hora de rendir correctamente en los estudios. El profesor de Psicología de la Universidad CEU San Pablo, Fernando Miralles, nos da las claves para poder enfrentarse a los exámenes y evitar así la ansiedad, algo de especial importancia ya que “un alumno con ansiedad puede bajar su rendimiento hasta un 30%”.

El profesor de Psicología de la Universidad CEU San Pablo, Fernando Miralles señala que un alumno con ansiedad puede bajar su rendimiento hasta un 30% y da las claves para enfrentarse correctamente a los exámenes.

Consumo excesivo de bebidas excitantes 
Miralles advierte, en primer lugar, del peligro que entraña el consumo excesivo de bebidas excitantes en los períodos de exámenes, “la gente está abusando mucho de este tipo de bebidas”, señala el profesor, “las estadísticas dicen que entre el 5 y el 35% de los estudiantes toman algún tipo de sustancia para no dormir durante los exámenes”.

Fernando Miralles explica que estas bebidas sólo se pueden ingerir como máximo tres al día, como especifican algunas marcas en sus embases, y que consumir más puede, según estudios realizados al respecto, “generar insomnio y palpitaciones, con lo cual el estudiante llega al examen más nervioso que si no tomase nada”. Frente al consumo de esta clase de bebidas, Fernando Miralles da una serie de claves para evitar la ansiedad durante los exámenes.

Antes de la época de exámenes recomienda “tener una buena técnica de estudio, una agenda bien organizada y practicar algún tipo de respiración abdominal”. Durante la época de exámenes es fundamental que el alumno se vea apoyado por padres y profesores “lo que le permitirá tener más seguridad en sí mismo”. Dormir como mínimo seis horas al día y no ingerir bebidas ni fármacos excitantes son otras dos medidas a tener en cuenta. Asimismo, recomienda que al repasar la materia se “escriba en un folio las ideas principales para evitar quedarse en blanco en el examen”.

Para aquellos que se van a examinar de selectividad, aconseja que los alumnos acudan a la facultad en la que harán el examen unos días antes de la prueba. “Es importante que comprueben cuanto tiempo tardan en llegar desde casa hasta el lugar del examen, así irán más tranquilos al saber el tiempo que les llevará llegar. Además, al conocer ya la facultad evitan la ansiedad generada al acudir a examinarse a un sitio nuevo para ellos”. Por otra parte, tanto para los opositores como para los alumnos de selectividad, recomienda que los repasos sean simulacros de examen.

Asimismo, el alumno debe mentalizarse de que “el día del examen empieza la noche anterior durmiendo el mínimo de seis horas indicado y dejando todo el material que necesite para hacer el examen preparado. El último repaso en casa debe ser un repaso por encima de la materia de la que se va a examinar”. Hace especial hincapié en la importancia de salir de casa con suficiente tiempo de antelación para evitar que posible imprevistos supongan un incremento de la ansiedad al ver que llegamos tarde. Por otra parte, aconseja que cuando lleguemos al aula “no comentar el temario con los compañeros, pues es uno de los factores de mayor estrés. No debemos estar con compañeros que estén muy estresados pues nos van transmitir su ansiedad”.

Ya una vez en el examen, antes de empezarlo “es conveniente leerlo todo y responder primero las preguntas que mejor se sepan, poniendo en cada párrafo una idea principal o concepto”. Otra recomendación que realiza es “distribuir y controlar bien el tiempo e intentar darle un repaso final revisando la ortografía y subrayando las ideas más importantes”. No obstante, si a pesar de todo el alumno comienza a ponerse nervioso “deberá hacer alguna técnica de relajación y respiraciones abdominales”.

Finalmente, recomienda que el alumno se mentalice de que se trata sólo de un examen. “Lo peor que puede pasar en un examen es suspenderlo, pero es que después de unos meses podrán volver a repetir ese examen y aprobarlo”, esto puede liberar la ansiedad, señala.

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat