Conformismo y roles compensatorios en relaciones

Como reflejo de una relación que ha comenzado erráticamente aparecen el conformismo y los roles compensatorios como mecanismos para evitar que se hunda. A modo de chaleco salvavidas se utilizan estas medidas de urgencia dando por hecho que el éxito no es volver al punto de felicidad en la relación sino que se considera un triunfo el no romperla.

Las trabas en esta dinámica no se localizan tan solo en que impiden analizar la situación de modo saludable y valorar la ruptura como la medida más sana. El principal inconveniente es que todas las energías del binomio mal llamado “pareja” se centran en el hundimiento y la supervivencia ante él. Es ahí donde empieza el juego de estrategia que voy a relatarte en este artículo.

Preguntas útiles a este respecto

¿Hasta qué punto es bueno el conformismo? Tenemos como algo positivo el ser incorformista, como rasgo de quienes siempre buscan ir más allá y traspasar sus límites. Ese sería un enfoque positivo del inconformismo pero si lo vemos desde el prisma de una relación, ¿crees que sería bueno ser inconformista en relaciones? ¿Crees que sería malo?

Probablemente tu experiencia previa juegue un papel fundamental para responder a estas cuestiones. Dentro de esa experiencia va a resultar clave la atribución que hagas de tus fracasos y éxitos sentimentales para elaborar la respuesta con la que sientas que estás más cerca de tu verdad.

Partimos del ámbito de la subjetividad para declinar entrar en el debate de qué es la verdad y qué es la mentira a la hora de encontrar una respuesta válida o inválida. Cada persona tendrá una respuesta diferente por los factores que le interfieren para valorar. Dicho esto, que no tenía otra intención que hacerte cavilar al respecto del conformismo, quiero hablarte de por qué es un problema el conformismo en las relaciones.

Roles compensatorios y conformismo van de la mano

La primera parada en este camino explicativo es la del rol compensatorio. Éste aparece cuando sientes que ya no eres tan válido para alguien y debes reinventarte para “recuperar tu valor”. El no hablar de este proceso compensatorio encuentra su acomodo en el conformismo, que en resumidas cuentas se traduciría por el comportamiento de “hacer como que no ha cambiado nada”.

Ésta es una brevísima explicación muy resumida de todo lo que subyace bajo estas dinámicas. Si deseas escuchar la explicación en profundidad pulsa play en este podcast.

Dejar de sorber el filete y masticar la sopa

Tal y como te digo en este podcast, lo verdaderamente importante es elegir el camino de la felicidad. ¿Cuánto tiempo más puedes estar aparentando disfrutar de sorber un filete como si fuera el plato de sopa que pediste? Llega un momento en el que el conformismo no tiene hueco en una relación y debe dejar su espacio para que lo ocupe la honestidad con uno mismo y los demás.

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies