El camino del desarrollo personal

Creo que muchos cursos de desarrollo personal están mal enfocados desde el momento en el que se centran en transmitir una serie de creencias que han de ser más válidas que las de la propia persona que recibe el curso. Esta definición que sería la de un curso tradicional, en el ámbito del desarrollo personal considero que es un error de base que hay que cuestionar a viva voz.

Todos somos diferentes en nuestra esencia a nivel particular y conectados a nivel global. Tus errores y tus aciertos son los míos. No nos diferenciamos en tanto. Entonces, ¿por qué esa necesidad de hacer difícil lo fácil teorizando sobre temas que no requieren tanto desarrollo teórico sino práctico a nivel emocional? Cuántas veces me he preguntado por qué hay libros de autoayuda de 300 páginas cuyo mensaje cabría en un post-it.

El conocimiento no es una cuestión de cantidad sino de calidad. De hecho, sucede que cuanto más sabes más confuso te sientes. Por eso la gente que se autoconsidera un gurú o un iluminado domina de pocos temas. Muchos se les escaparían de las manos y no dominaría ninguno. Vivir no pasa por especializarte en un área determinada sino en adaptarte a todas. Por eso rehuye de cualquier especialización a nivel vital y trata de cuestionar todo.

Cuando te digo que deberías cuestionar todo me refiero a TODO. Desde estas líneas que lees hasta el mensaje que te transmita un medio de comunicación o un ser querido. Cuestionar todo es el paso necesario para pensar por ti mismo. Cuestionar no es acertar. De hecho, te darás cuenta de que cuestionar es una forma de no fallar. Es una forma de ganar tiempo hasta tener elementos suficientes para tener una opinión formada. Por tanto, cuestionar debería ser un indicativo de sabiduría o así al menos te invito a que lo veas.

No aceptes cualquier límite que te imponga nadie. No dejes que nadie te diga que no serás capaz de lograr algo. No dejes que tu médico te diga que siempre vas a padecer el mismo trastorno depresivo crónico, como le ocurrió a un antiguo cliente que superó con éxito su depresión mediante terapia y cuyo caso menciono en este podcast.

Y si alguien trata de ponerte un límite imponte a esa limitación definiéndote. Demostrando que no te ajustas al envase en el que quieren encerrarte, que estás mucho más allá de esa cárcel en la que quieren encerrarte, que tu capacidad es superior a la de ese recipiente limitador. Defínete frente a tus límites.

Con el paso del tiempo todas las creencias se van modificando. Es resultado de la experiencia. Mala señal sería que pensaras igual durante toda tu vida. Has de evolucionar y observar la realidad desde diferentes lugares y darte cuenta cómo el panorama se ve diferente dependiendo de la perspectiva que adoptes. Totas las opiniones son respetables, algunas son más entendibles que otras, pero todas son justificadas. Las opiniones irracionales nacen de un sesgo. Tu meta ha de ser tener la opinión menos sesgada posible para tener toda la información que esté a tu alcance para formar una opinión válidad desde cualquier punto de vista, que te satisfaga, meditada y que sume a quien la escuche.

Tu objetivo es ser un poco más sabio/a cada día y para eso el mejor temario es la vida y tú mismo dentro de ella. No te obsesiones con la vida de los demás. No proyectes sobre nadie. Piensa en ti como sujeto de pruebas. Ponte a ti mismo/a fuera de tu zona de confort para dar un paso extra en tu camino personal de desarrollo. Esto suele dar respeto y asustar a veces pero es paso necesario para crecer. Usa tu intuición como brújula en este camino, porque ella siempre te va a ayudar a sentir (no saber, sino sentir, que es lo más importante) si estás caminando por el sendero correcto, en el lugar adecuado para ti.

Sólo hay un motivo por el que debes enfocarte en alguien que no seas tú mismo en el camino de tu desarrollo personal. Esta razón es aprender de su propio camino. Usar el aprendizaje por observación como fuente de sabiduría para anticipar el error en caso de ejecutarlo tú. Porque no te olvides que no puedes vivir a través de nadie. Si deseas hacer algo hazlo pero con el tiempo, a fuerza de errar, aprenderás a apreciar más el valor de la experiencia ajena cuando conecte con la tuya personal. Hay un término muy adecuado para lo que quiero transmitirte: resonar. Si algo que te cuentan resuena contigo tu intuición está indicándote que has de escucharlo porque conecta con tu ser y el aprendizaje que puedes extraer será valioso para tu desarrollo personal.

Por último, siempre trata de ser humilde. El camino del desarrollo personal no tiene como meta hacerte sentir por encima de nadie sino al mismo nivel de todas las personas, conectado a ellas. En ese nivel de conexión te das cuenta de que no eres más que nadie sino un puente entre personas que están en tu mismo camino, algunos en un paso previo o posterior al tuyo, algunas otras en tu mismo punto vital, pero todos miembros del mismo camino, al mismo nivel.

Y esa es la grandeza del desarrollo personal y la meta del proceso. Aceptarte como parte de un todo, no proyectar, ser, darte cuenta de que eres sin hacer, de tu valor y de tu conexión con tu entorno por encima de todo. Tu capacidad de crear y destruir al servicio de una voluntad que si gestionas del modo adecuado puede ser el origen de todo lo que desees lograr, el cimiento para alcanzar tus metas.

 

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest
Etiquetado , , , , , , , , , , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies