Creer que no puedes

Cuando dudas si puedes o no puedes conseguir algo es el miedo quien habla por ti. Si no estás intentando tener la vida que sueñas, el miedo te ha bloqueado en cualquiera de tus niveles para tomar las riendas de tu vida.

Hay miedos irracionales y otros muy racionalizados. Los primeros son como un freno de mano del que tiras cuando tu vida sientes que va en dinámica de salirse de lo que hasta ahora has conocido. Entras en terreno desconocido y tiras del freno de mano llamado miedo irracional. Un miedo que no sabes explicar pero sientes y te paraliza.

Por contra los miedos racionales son el pedal de freno de tu coche. Los usas muy a menudo. Cada día usas un miedo que has racionalizado para convencerte de que no puedes hacer determinadas cosas. Te has familiarizado tanto con esos miedos que conduces tu vida con el freno pisado. Entenderás ahora que es lógico que sientas que tu vida no avanza. ¡Tienes el freno pisado! Por mucho que aceleres no avanzas jamás. Sólo quemas el motor. Sientes que estás quemado de intentarlo.

¿Pero por qué te crees que no puedes?

Con lo molesto que suena todo este proceso, ¿quién en su sano juicio viviría con frenos? Pues todos lo hacemos hasta que tomamos consciencia de vivir frenados. Hasta ese momento solamente vives como crees que tienes que vivir o, sencillamente, como sientes que puedes porque no te planteas ninguna otra opción.

Tiendes a pensar que las posibles vías en las que discurrirá tu vida serán las vías conocidas de quienes te rodean. Sientes que la vida feliz será la vida que tengas parecida a papá y mamá. Así crees que recibirás su cariño por ser un semejante a ellos. Esta es la autotraición en su estado puro. Esto lo experimenta cada niño al empezar a aprender sobre su entorno, allá por los 4-5 años de edad.

Todo está diseñado para que no seas tú sino quien deberías ser. Para que no conectes con tu luz sino con las sombras del mundo que te rodea. Por tanto, es todo un reto el darte cuenta de que tienes este camino por recorrer en tu vida si deseas experimentar la felicidad de ser tú mismo.

no puedes dejar pasar esta oportunidad

Consejeros que te limitarán

Si eres consciente del camino que tienes por delante y lo inicias se activarán inmediatamente las alarmas de tu red de apoyo social. Al igual que el preso que intenta escapar de una cárcel, saltarán las sirenas diciéndote “¿A dónde vas? Eso no es posible. Tú no puedes lograrlo. Eso no es para ti. Confórmate con la vida que tienes”.

Para entender por qué estas personas aparecen y cómo reaccionar ante ellas, he preparado para ti este podcast.

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies