Saliendo de la Zona de Confort. Próximo destino: Zona de Esfuerzo

El tiempo pasa lentamente cuando sentimos que sabemos qué va a pasar. Esa obsesión de la humanidad de controlar lo incontrolable, paradójicamente nos desalienta al percibir que controlamos los acontecimientos. Esto se traduce en la sensación de hastío y monotonía al vivir una vida rutinaria. Desembocando en el punto final en el aburrimiento vital y en ponernos límites a los deseos y sueños por la creencia de que jamás sucederán tales cosas.

Esa fortaleza de negatividad se llama zona de confort y se ha estudiado como parte natural de la tendencia del ser humano a buscar nuevos retos en su desarrollo personal. Lo que hoy es tu meta, al conseguirla, se traduce con el tiempo en un punto del que deseas salir y alcanzar nuevos logros. El deseo de tener un reto como objetivo vital.

Esta sensación de estar enjaulado en tu zona de confort la has vivido. Si este texto ha llegado a ti es porque conecta con esa sensación que tal vez estés viviendo ahora. Sal de esa jaula. No lo pienses. Busca la zona de esfuerzo. Es más sencillo de lo que piensas.

Zona de confort

SAL DE LA ZONA DE CONFORT

Tienes que darte cuenta de qué es lo que falla, de qué es lo que te hace infeliz. No te pongas límites en este análisis. No obvies cosas que te hacen infeliz pero que consideras inamovibles en tu vida. Toma consciencia de lo que te hace infeliz. No busques la letra pequeña. Hay cosas que jamás podrás cambiar porque sustentan a otras muy importantes para ti. Pero, sean cambiables o no, no te limites e inclúyelas en cualquier caso en tu análisis de fuentes de malestar.

Esos ítem que te hacen infeliz han de estar fuera de tu vida. Hablamos de rutinas, relaciones tóxicas, pareja, amistades, conocidos, círculos sociales, entornos perjudiciales por asociación con anclajes de tu pasado, vampiros de energía… Todo lo que te reste ha de estar fuera de tu vida o, en detrimento, lo más lejos posible.

El punto en el que necesitas ser valiente para diseñar cómo lograr que tu vida te llene más.

Es fundamental que encuentres la determinación para poner en marcha el plan que has elaborado. Como todo plan tendrá puntos fuertes y débiles pero comprométete con tu felicidad a que vas a ejecutarlo y probar la infalibilidad del mismo. Dar ese paso, solamente ejecutarlo, ya te aleja de tu zona de confort, independientemente de cuál sea el resultado de la ejecución del plan.

Estos cuatro pasos están al alcance de todo el mundo. Todas las personas podemos cambiar nuestra realidad. Si tú también quieres y no sabes cómo hacerlo no desistas. Pídeme cita y te ayudaré a que lo consigas igual que he hecho con otras personas.

Pide Cita

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat