Aprovecha tu vida

¿Por qué vives como un autómata?

Muchas veces no somos conscientes de la dinámica en la que se desarrolla nuestra vida. Si no te detienes a pensarlo, es probable que durante tu día a día hagas muchas cosas que no quieres hacer, que no te aporten nada, incluso que no sean ni necesarias, pero que las haces bajo la creencia de que “son necesarias y hay que hacerlas”. A eso le llamo vivir con el piloto automático, con la sensación de no tener control sobre nuestras vidas, sensaciones similares a las de una marioneta a la que mueven los hilos.

Piensa que mañana se terminara todo

Imagina por un instante que mañana desapareces, ¿qué legado dejas? El primer impacto va a ser darte cuenta de que lo que hacías y que sentías que era tan importante a día de hoy no se hace y el mundo no se ha detenido. Es probable que alguien te haya relevado en tus obligaciones o que ni siquiera hay quien te sustituya pero una verdad es evidente: no era importante eso que tanto te apremiaba.

Tanto esfuerzo y energia gastados en algo que no era importante y ni siquiera te satisfacía. ¿Cuál ha sido la razón? Párate a meditarlo. Porque eso está pasando. Desperdicias tus minutos de existencia en tareas que no te suman sino que te restan. Rompe ahora con ese patrón. ¿Quieres ser una persona que acabe sus días con una sonrisa o con un rostro de malestar por haber perdido su tiempo?

Sumérgete por completo en la vida

No pases de puntillas por la vida. Sumérgete, imprégnate, implícate al 100% en hacer algo que te haga feliz. Hay mil cosas que te restan energía cada día y no son importantes. Hace unos días yo viví un acontecimiento que supuso una bofetada en toda regla a mi ego, una cura de humildad en toda regla que me recolocó en el aquí y ahora, en lo que debía ser importante y en lo que no. Te lo cuento en este podcast.

Llega tu turno

Si estas leyendo estas líneas ya debes de haber fantaseado con hacer cosas que estás deseando hacer pero que has pospuesto para “mañana” (dichosa palabra boicoteadora) y nunca has llevado a cabo.

Si aún no tienes claro qué hacer te voy a dar unas ideas de cosas que a mí me han funcionado a la hora de llenar  mi vida:

Cuidarme

Este es el punto más importante. Cuidate. Si no te cuidas tú nadie más lo hará. El cuidado consiste en atender tus necesidades. No esperes a que nadie haga esa tarea por ti, porque es algo que sólo puedes hacer tú para convertirte en una persona autosuficiente y feliz, que viva sin miedo a la carencia. No dejes que nadie te controle o domine, o tan siquiera te incite a pensar en un momento, por ínfimo que sea, que tiene algún tipo de control sobre ti. Tú eres dueño/a de tu vida. Ejerce tu poder personal sobre ella cuidándote. Formas de cuidarte hay muchas. Las 3 más importantes para mí puedes leerlas aquí.

Ayudar a los demás

La riqueza no está en tener y acumular sino en dar y ayudar. No te hablo de dinero. Hay cosas que mucha gente necesita y no se pagan con dinero. Una persona que está sola si es millonaria, lejos de solucionar sus problemas verá como estos se acrecentan porque el dinero atraerá a mucha gente interesada en él y no en la persona. Es por eso que te recomiendo que des del modo más sano: dar sin esperar.

Y para ello te recomiendo que des a desconocidos. Siempre es más complicado dar a personas con las que estamos implicadas emocionalmente. Resulta paradójico, dado que se supondría que fuera más fácil dar a quien quieres. Sin embargo, dar sin verte correspondido hiere, por lo que es preferible dar a una persona desconocida de un modo temporalizado en el tiempo. En este contexto la fórmula ideal es el voluntariado. De ese modo llegarás a quien necesita tu compañía, tu ayuda, tu tiempo de un modo puntual y tendrás la satisfacción de haber hecho la vida de esa persona más agradable y haber enriquecido la tuya gracias a todo lo que aprenderás de ésta persona. Porque no lo dudes jamás. Aprenderás y recibirás tú mucho más que la persona a la que en teoría ayudes. Por experiencia te diré que ayudar es lo más gratificante que puedes hacer en tu vida. En mi caso he hecho de ello mi profesión. Y puedo decirte que mi trabajo es como todos, hay días buenos y malos, y dentro de los primeros cuando siento que he ayudado a alguien siento que tengo el mejor trabajo del mundo.

Otra ventaja de hacer voluntariado es que puedes hacerlo desde cualquier sitio, en cualquier momento. Incluso de vacaciones. Alguna vez has pensado por ejemplo en diseñar tus vacaciones en un país extranjero en el que además de conocer el lugar ayudar a personas que puedan hacer que tu experiencia sea aún mejor. Seguro que te suena interesante. Déjame decirte que mucha gente realiza vacaciones solidarias eligiendo Nepal, Costa Rica o Tailandia como sus destinos porque además de conocer una cultura nueva pueden hacer un voluntariado. Incluso muchos de ellos alargan ese período vacacional por años donde combinan ayuda humanitaria y el inicio de una nueva vida más plena.

Perseguir tu sueño

Tu vida no tiene que ser estática, esto significa que tu meta ha de ser cambiante. Lo que hoy deseas puedes conseguirlo (o no) y enfocar tu objetivo vital hacia otra línea de meta. Evoluciona en tus deseos de alcanzar tus sueños y no dejes que nada ni nadie te diga que no eres capaz de conseguir algo. Lo único que te aleja de conseguir tus metas es el número de intentos, sino que se lo pregunten al Coronel Sanders y su receta del pollo frito de Kentucky.

Hay muchos más casos inspiradores que te van a ayudar a darte cuenta de que no hay una barrera que te separa de tus sueños, tan sólo necesitas invertir tu energía, tiempo y esfuerzo en acercarte a ellos.

Buenos ejemplos que te recomiendo:

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat