El Día de San Valentín es importante porque… ¡es un día!

La canción dice “Hoy es el día de los enamorados,con ansias y esperanzas de un querer…”. No anda muy alejada de la realidad, ya que hoy suelen darse muchas “ansias” y “esperanzas”.

El Día de San Valentín me recuerda a la Navidad en cuanto se refiere a expectativas, presuposición de armonía, día de balance (¿He encontrado al amor de mi vida? ¿Soy feliz? ¿Por qué estoy solo/a? ¿Me merezco al mejor?). Por eso, no está de más leer el artículo que ya publiqué en Diciembre 2010 sobre la Navidad.

¿Qué sucede en un día como hoy?

Caso 1: tienes pareja

En este caso haces balance de tu relación. Te cuestionas si es la relación que quieres y si te hace feliz.

¿Te hace feliz?

Respuesta positiva: disfrutas de este día, ya que está dedicado para ti, para la gente que vive tu situación. Pasea, sal a cenar, haz un regalo y sé feliz porque este día es para ti y nadie más que tú.

Respuesta negativa: adoptas conductas compensatorias que provocan desde vivir el día de San Valentín desde la barrera, como una fachada (haces lo que se supone que debes de hacer hoy por tener pareja) hasta, en el caso más extremo fruto del desgaste de la relación, plantearte terminar una relación que no te llena, que no te satisface.

Es en fechas como ésta en las que tenemos la oportunidad de ponernos frente a nuestra realidad y valorar si es la que nos llena o, por contro, nos deja un vacío que necesitamos llenar y en nuestro día a día no queremos afrontar.

Caso 2: no tienes pareja

¿Eres feliz?

Respuesta afirmativa: vives este día como uno más. Dependiendo de tu experiencia previa (buenas o malas experiencias en pareja, tiempo que llevas sin pareja, el haber llegado a la situación de soltería por decisión propia o por decisión de tu pareja) este día lo vivirás con diferente grado de autoafirmación de soltería, viendo las posibilidades y ventaja que tu situación te facilita, o viendo los incovenientes de los que te libras al no tener pareja (regalos, atención a otra persona, convivencia, etc.).

Respuesta negativa: hoy es tu día para plantearte la siguiente cuestión. ¿Te hace falta una pareja para ser feliz o te hace falta primero ser feliz contigo mismo/a? Si tu respuesta es que necesitas a una pareja para ser feliz acepta tu condición de dependiente emocional, de media naranja solitaria, de ciego/o en un mundo lleno de paisajes que no puedes ver sin que alguien habra tus párpados porque vas con los ojos cerrados. Si, por contra, consideras que necesitas primero ser feliz contigo mismo lucha por reafirmarte como independiente emocional, demostrar hasta qué grado puede la autonomía formar parte de tu forma de ser, hasta qué punto puedes sorprenderte a ti mismo/a; lucha por disfrutar todos los colores del paisaje que tienes ante ti y valora si antes no te habías permitido a ti mismo disfrutar en soledad de esta hermosa perspectiva.

Seas soltero/a, emparejado/a, casado/a, divorciado/a, viudo/a o separado/a disfrutar de este día. No porque sea el Día de los Enamorados y suponga que ha de ser especial, sino porque es un regalo de 24 horas que debes aprovechar. ¿El mejor indicador para saber si has empleado bien tu día? A la hora de acostarte… ¿hay una sonrisa en tu rostro?

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

1 Comentario

  1. 14 ideas para mimar a tu pareja en San Valentín http://goo.gl/T99po

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat