La pérdida y la recuperación del marco

¿Te sientes perdido/a? ¿Confuso/a? ¿Sin rumbo fijo? ¿Crees que no tienes tan claro cuál es tu camino? Esta situación probablemente sea habitual, fácilmente puedes pasar varias veces al año por este punto en el que no sabes si lo que has hecho está bien, si ese esfuerzo te lleva a algún lado, si es mejor cambiar de camino, si lo más sensato es continuar por el mismo hasta que obtengas frutos… Dicho con otras palabras: has perdido el marco.

¿Qué es el marco?

El marco es la perspectiva desde la cual afrontas tu realidad diaria. Más concretamente, es aquella perspectiva desde la cual todos los elementos de tu realidad cotidinana cobran sentido, encajando y formando la unidad que constituye uno de los núcleos de tu vida.

Todas las personas, en nuestra vida diaria, tenemos unos pilares sobre los que nos sustentamos. Tradicionalmente, los más habituales suelen ser el amor, la seguridad, cohesión afectiva e independencia, el orgullo de sí mismo/a y la libertad para explorar (mi favorito).

Pilares más habituales

1. Amor: sobran las palabras. Todos hacemos cosas por amor a nuestros seres queridos y a nosotros mismos. Es el pilar que todas las personas hemos experimentado en nuestra vida.

2. Seguridad: con un ejemplo vais a verlo muy claramente. Una persona puede acudir cada día a su trabajo, el cual odia, porque con el dinero que consigue tiene garantizado que su pareja e hijos tendrán sus necesidades cubiertas (éste ejemplo no bebe sólo del pilar de la seguridad, sino también del amor). Otro ejemplo más “puro” del pilar de seguridad sería recoger a tu pareja cuando sale del trabajo por la noche para evitar que le pueda pasar algo. Nuevamente, en este ejemplo el amor está de fondo.

3. Cohesión afectiva – Independencia: si para ti es importante mantener la dependencia de tu familia (cohesión afectiva) harás todo lo posible por ello. Es probable que rechaces un trabajo que te aleje de tu familia y continúes en un empleo peor remunerado si a cambio mantienes esa cohesión afectiva. Si, por contra, valoras la independencia y no la concibes como un impedimento para tus relaciones afectivas harás lo posible por tomar tus decisiones basándote en el “yo”, lo cual será tremendamente satisfactorio para ti. En caso de que decidas en función del “yo” y eso no te satisfaga, probablemente no busques tanta independencia como pensabas. Tal vez tu pilar haya cambiado.

4. Orgullo de sí mismo/a: curiosamente, este pilar no correlaciona positivamente de forma directa con amor, seguridad y cohesión afectiva. La lógica es que, sobre todo cuando formas de un grupo (unidad familiar, por ejemplo), antepones el amor por tus seres queridos, la seguridad de estos y el que el grupo no se rompa a la hora de tomar decisiones que pueden ponerte en la situación de tomar decisiones que no te hagan sentir orgulloso/a de tus propios actos. El refranero español es sabio en este aspecto y la frase “Para dar de comer a mis hijos, incluso robaría” lo resume perfectamente.

5. Libertad para explorar: encontrar el camino, decidir en la medida de lo posible nuestro destino, luchar contra lo impuesto y lograr lo mejor para nosotros mismos y nuestros seres queridos. Esa fuerza que nos dice desde nuestro interior: “No te arrodilles ante la norma, lucha por cambiarla, por estar por encima de ella o, en su defecto, por esquivarla”.

¿Cuándo se puede perder el marco?

Nuestra vida se resume en situaciones habituales en distintos contextos combinadas con nuevas rutinas en otros. Por ejemplo, una vida rutinaria profesional puede verse combinada con una ajetreada vida sentimental en la que no se goza de estabilidad. Es por ello que, generalmente, la pérdida de marco es algo habitual, que acontece varias veces al año y que no siempre equivale a estar atravesando una mala racha.

Es cierto que el marco se pierde en los malos momentos, pero no es menos cierto que es ese darse cuenta de que estamos perdidos el primer paso para encontrarnos y para tomar una decisión adecuada.

Consejos para recuperar el marco

1. Aceptar que estás perdido/a.

2. Analizar las causas de esa situación de desorientación.

3. Marcar objetivos que se quieren conseguir a largo plazo.

4. Delimitar las acciones a corto plazo que hay que realizar para conseguir los objetivos marcados en el punto 3.

5. Justificar cada una de las acciones a tomar con la intención de que cuando surja la frustración ésta pueda remitir fácilmente gracias a la lógica aplicada al delimitar esa decisión.

6. Constancia en cada una de las acciones.

7. Disfrutar del objetivo conseguido (el paso más fácil y que no es necesario ni recomendar).

Probablemente el marco te recuerde…

… a la pirámide de Maslow (link a artículo publicado anteriormente sobre este tema). En esencia el marco es el cúmulo de niveles que defiende Maslow para poder desarrollarnos como persona.

Compartir en redes socialesFacebooktwittergoogle_pluspinterest

3 Respuestas a “La pérdida y la recuperación del marco”

  1. buenos consejos Paco! me temo que tendré que empezar a llevarlos a cabo!!!! sólo una cosa, ¿qué hacer cuando esa pérdida del marco se alarga en el tiempo y llega un momento en el que ni siquiera eres capaz de escucharte a tí misma???

    gracias!

  2. Hola Sara.

    Cuando se alarga en el tiempo la pérdida del marco, te sientes perdida y no sabes cómo salir, yo siempre recomiendo pedir ayuda. En este ámbito yo te recomendaría recurrir a un/a profesional o a gente de tu confianza.

    La ventaja de compartir tus problemas es que la persona con quien compartes esa información se convierte en tu “termómetro”. Es decir, esa persona te da feedback sobre tus avances, estancamiento o retroceso en tu proceso de recuperación del marco, por lo que es reforzante.

    No tengas miedo a compartir tus problemas. Ya sabes, a todos nos pasa lo mismo, pero tan sólo las personas valientes lo confiesan.

    Gracias a ti!

  3. Mi situacion es rara. Hace 3 casi 4 meses mi pareja decidio romper con la relacion. Dijo que me queria pero que no eramos compatibkes y que eramos muy diferentes. Yo al poco conoci a un chico que me devolvio la ilusion y me di cuenta due quiza no queria a mi ex como pensaba. Pero el chico se agobio y decidio que nos dejaramos de ver. En todo momento mi ex y yo nos seguimos hablando y m ayudo muxo cuando el xico m dejo.pecisamente ultimamnte estamos quedando mucho. Los dos hemos hablado de ello y estamos agusto asi, sin compromisos. Pero ultimamente pienso mucho en el y el dice q sigue estando seguro de la decision q tomo aquel dia. Yo x momnt estoy bien. Pro n se si a la larga esto pasara factura.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat